Brocheta de albóndigas de pollo y arroz con calabacín


Imagen: ww1.nestle.es

Para 2 raciones

Necesitamos

200 gramos de pechuga de pollo, sin piel, en trozos
1 chalota de unos 40 gramos en rodajas
2 ramitas de romero fresco, solo las hojas
6-8 ramitas de perejil fresco, solo las hojas
30 gramos de vino blanco
1 ramillete de hierbas frescas variadas (tomillo, mejorana, albahaca, orégano) solo las hojas
50 gramos de pan rallado
50 gramos de leche
30 gramos de queso pamesano rallado
1/2 cucharadita de sal
2 pellizcos de pimienta molida
1 calabacín mediano de unos 350 gramos cortado en unas 16 rodajas
1/2 pimiento amarillo cortado en 8 trozos cuadrados
700 gramos de agua
1 pastilla de caldo
150 gramos de arroz
20 gramos de aceite de oliva virgen extra

Preparamos

1. Colocamos en un bol la pechuga, la chalota, el romero, el perejil y el vino. Mezclamos con la espátula y dejamos macerar durante una hora cubierto con film transparente.
2. Ponemos en el vaso las hojas de hierbas frescas y trituramos 5 segundos / velocidad 7
3. Con la ayuda de la espátula, bajamos las hierbas hacia el fondo del vaso. Añadimos la pechuga de pollo macerada (y todos los ingredientes de la maceración). Hacemos 10 segundos / velocidad 8
4. Añadimos el pan rallado, la leche, el queso, la sal y la pimienta y hacemos 10 segundos / velocidad 4. Retiramos la mezcla a un bol y formamos 16 albóndigas. Insertamos las albóndigas en cuatro palillos de brochetas, intercaladas con las rodajas de calabacín y los trozos de pimiento rojo y de pimiento amarillo. Forramos el varoma con papel de hornear previamente mojado y escurrido y colocamos las brochetas.
5. Sin lavar el vaso, vertemos el agua y la pastilla de caldo. Colocamos el arroz en el cestillo y lo introducimos dentro del vaso. Colocamos el arroz en el cestillo y lo introducimos dentro del vaso. Colocamos el varoma en su posición y hacemos 20 minutos / varoma / velocidad 2
6. Retiramos el cestillo y colocamos el arroz en una fuente. Colocamos las brochetas sobre el arroz y rociamos con el aceite de oliva.

Servir rápido

Podemos pasar la brocheta por la plancha caliente una vez cocida o gratinar unos minutos al horno.

Compárteme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *