Varomeando viajero


París

Una semana en París. Inolvidable viaje que hicimos un grupo de amigos (18 en total). Para siempre en el recuerdo

La muerte del Rey Enrique III de Francia el 2 de agosto de 1589 hizo recaer formalmente la corona francesa sobre la cabeza de Enrique de Navarra, pero sólo fue reconocido como rey por los hugonotes. La Liga Católica, el Papa y el rey Felipe II de España se niegan a reconocerle como Rey de Francia porque es protestante. En tales condiciones, la Liga, reforzada por la ayuda de España, le forzo a retirarse al sur del país y a convencerse de que tendría que acceder al trono por la fuerza de las armas. Aunque los protestantes consiguieron significativas victorias, Enrique no pudo tomar París, ante la intervención española al mando de Alejandro Farnesio.
Tras infructuosos esfuerzos, Enrique no logra hacerse con París, y en un acto de realismo político, dio ese paso el 25 de julio de 1593, se convierte al catolicismo momento en el que se le atribuye la celebre frase “París bien vale una misa” (en francés: Paris vaut bien une messe). Con ello, quiere decir que en el fondo siguió siendo calvinista, disfrazado de católico solo par obtener el poder.

Enrique IV de Francia y III de Navarra (1553-1610)

——————————————————————————————————–
Primer día. Llegamos a París

Segundo dia.

———————————————————————

Compárteme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *