Tartar de langostinos con gelatina de lima y tomate


La imagen se ha obtenido de:  www.hogarutil.com 

Preparamos para cuatro personas

Necesitamos

– Gelatina de lima
5 limas
50 gramos  de agua
20 gramos de azúcar
20 gramos de gelatina, neutra en polvo
– Gelatina de tomate
200 gramos de zumo de tomate
10 gramos de azúcar
1 pellizco de sal
1 pellizco de pimienta
20 gramos de gelatina, neutra en polvo
– Tartar de langostinos
50 gramos de cebolletas  (con tallo verde)
1 ramillete de cebollino, fresco
500 gramos de langostinos  (pelados)
1 pellizco de sal
zumo de lima  (de una lima)

20 gramos de aceite  de oliva virgen extra
Preparamos
– Gelatina de lima
1. Exprimimos las limas y colamos el zumo, reservamos. Ponemos ahora el agua y el azúcar en el vaso, hacemos 2 minutos / 100°C / velocidad 1.
2. Añadimos la gelatina y el zumo de lima colado. Hacemos 1 minuto / 100°C/ velocidad 3. Vertemos en una fuente y reservamos en el frigo hasta que solidifique por completo (1 hora) 
– Gelatina de tomate
3. Ponemos ahora en el vaso el zumo de tomate, el azúcar, la sal y la pimienta y hacemos 3 minutos  / 100°C / velocidad  2.
4. Añadimos la gelatina y hacemos 1 minuto / 100°C / velocidad  3. Colocamos en una fuente y reservamos en el frigo hasta que solidifique por completo (1 hora).
5. Una vez cuajadas las gelatinas, las desmoldamos sobre una tabla y las cortamos en cuadrados de 1 x 1 cm. Reservamos en un recipiente hermético en el frigorífico.
– Tartar de langostinos
6. Introducimos en el vaso la cebolleta en trozos (reservando las hojas verdes para decorar) y el cebollino. Hacemos 5 segundos / velocidad  4.
7. Con la espátula, bajamos los restos que hayan quedado en lapared del vaso y entonces hacemos 5 segundos / velocidad  4.
8. Añadimos los langostinos, la sal, el zumo de lima y el aceite. Hacemos  4 segundos / velocidad  4.

Montamos el plato

Untamos con aceite un aro de 5 cm de diámetro y 4 cm de alto. Rellenamos el aro con la mezcla del vaso. Lo retiramos del aro y acompañamos de la gelatina de lima y la de tomate, decorando con unas ramas de cebollino, la parte verde de las cebolletas, bien picada, y un hilo de aceite de oliva virgen. 
Compárteme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *