Tarta helada con frutas congeladas


Fuente: Thermomix ®

Necesitamos para 10 raciones

– Almíbar aromatizado

100 gramos de agua
130 gramos de azúcar
El zumo de medio limón
2 cucharadas de licor de naranja

– Bizcocho plancha

4 huevos
120 gramos de azúcar
120 gramos de harina de repostería
1 pellizco de sal

– Helado de nata y frutas confitadas

500 gramos de nata con el 35 % de materia grasa muy fría
300 gramos de leche condensada
150-200 gramos de fruta confitada cortada en dados (cerezas, naranjas, …)

– Decoración

Almendra en grano, chocolate fondant

Preparamos

– Almíbar aromatizado

1. Ponemos en el vaso el agua, el azúcar y el limón. Hacemos 7 minutos / 100º / velocidad 2. Añadimos el licor de naranja. Retiramos a un bol y reservamos

– Bizcocho plancha

2. Precalentamos el horno a 180º
3. Colocamos la mariposa en las cuchillas, vertemos en el vaso los huevos y hacemos 6 minutos / 37º / velocidad 4
4. Volvemos a programar 6 minutos / velocidad 4 ( sin hacer temperatura)
5. Abrimos la tapa y añadimos la harina y la sal. Hacemos 4 segundos / velocidad 3. Retiramos la mariposa y terminamos de envolver con la espátula. Vertemos la preparación en una bandeja de horno forrada con papel de hornear de unos 30 x 40 cm. Introducimos en el horno durante unos 10 minutos.

– Helado de nata y frutas confitadas

6. En el vaso limpio, colocamos la mariposa en las cuchillas y ponemos la nata. Hacemos velocidad 4 para montarla. Retiramos a un vaso 2 o 3 cucharadas de nata montada y reservamos en el frigo
7. Añadimos la leche condensada y hacemos 5 segundos / velocidad 3. Retiramos la mariposa, añadimos la fruta confitada y mezclamos ligeramente con la espátula. Retiramos a un bol y reservamos en el frigo.

– Montamos la tarta

8. Con el aro de un molde desmontable de unos 20 cm de diámetro marcamos en la plancha del bizcocho 2 círculos y los cortamos. Ahora forramos el molde con el film transparente. Cubrimos el fondo del molde con uno de los círculos y las paredes con tiras del bizcocho recortadas. Mojamos el bizcocho con 2/3 partes de almíbar. Rellenamos con el helado de nata el interior y alisamos la superficie. Cubrimos con el otro círculo de bizcocho y regamos con el resto de almíbar. Ponemos film transparente por la superficie y presionamos ligeramente. Introducimos en el congelador al menos 12 horas. Desmoldamos y cubrimos ligeramente el lateral con la nata montada reservada pegando en ella la almendra tostada. Ponemos el chocolate en una manga pastelera desechable y lo fundimos en el microondas. Cortamos la punta de la manga dejando un orificio pequeño y formamos una rejilla por la superficie con el chocolate derretido. Reservamos en el congelador.

Compárteme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *