Conservas de pimientos


Print Friendly and PDF
Podemos utilizar tanto pimiento verde como rojo. Asaremos, por encima, los pimientos en la parrilla o en el

horno.
Cuando estén en su punto les retiramos la piel, el tallo y las semillas. Ahora debemos hervirlos en agua y  sal. Terminamos ya por embotarlos.

En el siguinte enlace de Varomeando, unos consejos a la hora de envasar y conservar los alimentos.
Un buen envasado podría permitir su conservación hasta un año.

Necesitamos

Pimientos (verde o rojo)
Sal
Aceite de oliva virgen extra
Agua

Preparamos

1. Una vez que están asados los pimientos, sin piel, ni tallo ni semillas; ahora debemos cocerlos. Para ello, lo podemos hacer bien al fuego o bien colocamos agua y sal en el vaso (un poco menos de un litro) y hacemos 10 minutos / velocidad 3-4. El agua debe hervir.
2. Ahora vamos colocando pimientos en el cestillo para cocerlos, lo ponemos en el vaso; hacemos 7-9 minutos / 100º / velocidad 3. Repetimos esta operación hasta que terminemos los pimientos.
4. Envasamos ahora los pimientos  adecuadamente, vamos colocando los pimientos en el tarro de cristal y los cubrimos con el agua de cocción (ya fría). Ahora añadimos una capa de aceite de medio cm para impedir el paso del aire. Cerramos y listo.

Compárteme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *