Pan de Viena


Necesitamos

500 gramos de harina de fuerza
1 huevo
50 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
30 gramos  azúcar
30 gramos  levadura prensada
100 gramos  agua
100 gramos  leche
½ cucharadita de  sal
18 quesitos
25 gramos  aceite para amasar
1 huevo batido para pintarlos

Preparamos 
1. Ponemos en el vaso el agua, la leche, el azúcar y la mantequilla. Hacemos ahora  1,5 minutos /  37º / velocidad 2.
2. Añadimos la levadura, el huevo y la sal y hacemos 5 segundos / velocidad 3. 
3. Añadimos la mitad de la harina, hacemos  8 segundos / velocidad 6. Añadimos el resto de la harina y hacemos 2,5 minutos / velocidad espiga.
4. Una vez pasado el primer minuto, se le va añadiendo el aceite; se tiene que añadir poco a poco por el bocal.
5. Pasado el tiempo se saca la masa con las manos untadas en aceite y se deja que doble su volumen en un recipiente untado de aceite y tapado con un film transparente. Sobre una hora.
6. Mientras la masa dobla su volumen, le damos a las porciones de quesito forma de albóndiga.
7. Cuando la masa ha doblado el volumen cogemos porciones  de unos 50 gramos y la aplastamos poniendo en el centro una bola de quesito, se cierra como si fuera un pañuelo dándole la forma de un bollo redondo.
8. Se les hace una cruz con un cuchillo  y se colocan en la bandeja del horno unos 30 minutos para que doblen su volumen. Pasado el tiempo los pintamos con el huevo batido y horneamos durante 20 minutos a temperatura 180º
—————————–
Podemos rellenarlos con chocolate

Compárteme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *