Varomeando por el mundo: La Guardia


Donde el río Miño termina formando el estuario que lo une con el océano. Testigo Ínsua (el Alcatraz del Miño) en un tiempo convento, en otro tiempo fortaleza. Hoy forma parte de la costa portuguesa, las corrientes y mareas se encargaron de separarlo de la costa española. Forte da Ínsua, levantado para defensa de los ataques piratas y vida monacal.

Monte de Santa Tecla – visita obligada – con su citania, espacio romano y castreño. Vía Crucis, cruceiro de San Francisco y la ermita de Santa Trega para terminar en los picos de O Facho y San Francisco que nos permiten una vista excepcional del Miño, Portugal, el océano Atlántico y el valle de O Rosal.

Casco urbano en torno al puerto reflejando un pasado y presente marinero, de mar. Descubre las casas Indianas, construidas en su día por los que habían emigrado a América.

Recorre el puerto, casas estrechas, de poca altura, con colorido, casas marineras. Para terminar el paseo en el monumento al marinero desaparecido.

Paisaje grandioso de la costa gallega, pueblo marinero de mar y montaña.

Museo del mar, malecón, lonja, cofradía de pescadores, oceáno Atlántico, Galicia, … te enganchará.

Varomeando por el mundo: La Guardia

Hablar de La Guardia es hablar de mar y prepararse para disfrutar de pescados y mariscos excepcionales. Una langosta excepcional que en verano tiene su día: la “Fiesta de la langosta”.

Recorre las calles próximas al puerto, gastronomía excelente.

Disfrutarás en Casa Olga ( restaurante peculiar con una langosta extraordinaria ) o en la Ribeiriña junto al puerto. Otra perfecta elección.

Langosta thermidor

Necesitamos

3 langostas vivas de unos 600 gramos
1 cucharadita de sal
2 pellizcos de pimienta molida
1 chorrito de aceite de oliva virgen extra
50 gramos de chalotas
100 gramos de mantequilla
20 gramos de brandy
50 gramos de harina de repostería
25 gramos de mostaza Dijon
500 gramos de leche
1 pellizco de estragón seco
100 gramos de queso gruyere rallado
100 – 150 gramos de ensalada mezclum

Preparamos

1. Precalentamos el horno a 180º
2. Cortamos las langostas por la mitad a lo largo y las colocamos en la bandeja del horno con la carne hacia arriba. Espolvoreamos con media cucharadita de sal y un pellizco de pimienta, regamos con el aceite de oliva
3. Horneamos durante 15 minutos. Retiramos del horno y dejamos atemperar
4. Retiramos la carne de las cáscaras, la cortamos en trozos de aproximadamente 2 cm y reservamos. volvemos a poner las cáscaras en la bandeja del horno.
5. Ponemos en el vaso las chalotas y 80 gramos de mantequilla. Hacemos 3 segundos / velocidad 5 y al terminar 6 minutos / varoma / velocidad 1
6. Añadimos el brandy y hacemos 1 minuto / varoma / velocidad 1, sin poner el cubilete para favorecer la evaporación del alcohol.
7. Añadimos la harina y hacemos 2 minutos / varoma / velocidad 2
8. Incorporamos la mostaza, la leche, la sal, la pimienta y el estragón. Hacemos ahora 6 minutos / 100º / velocidad 4
9. Precalentamos el horno a 250º con grill
10. Ponemos 2 o 3 cucharadas de la salsa del vaso en el fondo de las cáscaras de las langostas, distribuimos por encima la carne y cubrimos con la salsa restante. Espolvoreamos con el queso rallado, distribuimos encima la mantequilla restante y gratinamos durante 5 minutos a 250º con grill
11. Servimos la langosta thermidor con la ensalada mezclum

Compárteme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *