Varomeando por el mundo: Carballiño


A orillas del río Arenteriro.

Lugar con un más que interesante patrimonio cultural religioso y un mundialmente conocido patrimonio gastronómico: La fiesta del pulpo. Pero vayamos por partes:

El templo de la Veracruz, la iglesia de Santa Baia de Banga, la iglesia de San Cibrán, el Castro Cavadoso, ponte Longal, Pazo de Banga, … historia, arte, arquitectura.

Ciudad termal con el Gran Balneario, en la margen izquierda del río Arenteiro a un paso del centro de la villa; la casa de baños de principios del siglo XX; las termas de  Brués, Moldes y Pontarriza, en el ayuntamiento de Boborás; las de A Rañoa, en Maside, y las de Punxín; completan la oferta termal.

Acércate a Boborás y visita la Iglesia de San Miguel de Albarellos, el Cruceiro de Ponterriza, la iglesia de San Martín de Cameixa, San Julian de Astureses, arte e historia.

Patrimonio con numerosas iglesias de origen románico, Pazos de Arenteiro. Todo ello hace que sea una de las zonas con mayor patrimonio de la provincia.

 

Varomeando por el mundo: Carballiño

 

Hablar de Carballiño es hablar también de gastronomía y de su cada vez más conocida fiesta del pulpo.

El segundo domingo de agosto del orden de cien miel personas llegan a la villa para disfrutar de este manjar y convertir la villa en la capital mundial del pulpo.

Muchos factores influyen en el éxito de esta fiesta pero quizá el carácter popular, en la que oferta gastronómica incluye más productos que el pulpo y por otro el lugar donde se realiza que no es otro que el parque municipal.  La conclusión, como ya comentábamos, es que más de cien mil personas la visitan y disfrutan de 75.000 kilos de pulpo.

El pulpo va asociado a las pulperas que con sus ollas de cobre cuecen varios pulpos al mismo tiempo para terminar ofreciendo un producto espectacular.

Cocer el pulpo tiene su técnica. Debe introducirse en agua hirviendo durante unos segundos y sacarlo, esta ceremonia se realizará hasta tres veces. Mientras el pulpo se sostiene con un gancho. Esto es asustar el pulpo y con esto conseguimos que el pulpo no pierda la piel al cocerlo. Una vez cocido, se cortara con tijera y se servirá con aceite, pimentón y sal. Sencillamente delicioso.

Carne, patatas, empanada y pan completan la oferta gastronómica de la fiesta.

 

Pulpo a feira 

 

Necesitamos

1250 gramos de pulpo

1000 gramos de agua

1/2 cebolla

1 hoja de laurel

500 gramos de patatas

Sal gorda

Aceite de oliva virgen extra

Pimentón dulce

Pimentón picante

 

Preparamos

 

1. Descongelamos y lavamos el pulpo con agua fría. Le quitamos la cabeza y separamos los tentáculos, dejándolos enteros

2. Ponemos en el vaso el agua, la cebolla y el laurel. Hacemos 8 minutos / varoma / velocidad 1.

3. Añadimos los tentáculos al vaso, colocamos el varoma con las patatas peladas y cortadas en rodajas y hacemos 30 minutos / varoma / giro a la izquierda / velocidad cuchara.

4. Dejamos que repose en el  vaso unos 5 minutos

5. Colocamos ahora las patatas en un plato de madera

6. Escurrimos el pulpo en el cestillo y lo cortamos con tijeras en rodajas de 1 cm aprox. Ponemos el pulpo sobre las patatas y ahora condimentamos con sal gorda, aceite y pimentón a nuestro gusto.

Compárteme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *