Salmon wellington


 

Necesitamos

60 gramos de queso parmesano

15 gramos de aceite de oliva

1 diente de ajo troceado

60 gramos de cebolla en trozos

100 gramos de hojas de espinaca frescas

1 cucharadita de sal fina

1/4 de cucharadita de pimienta molida

115 gramos de queso cremoso

250 gramos de masa de hojaldre

300 gramos de filetes de salmón fresco

1 huevo

Salsa holandesa

 

Preparamos

 

  1. Precalentamos el horno a 180º. Preparamos una fuente de horno con papel de hornear.
  2. Colocamos en el vaso el queso parmesano y hacemos 10 segundos / velocidad 6. Reservamos.
  3. Ahora en el vaso colocamos el aceite, ajo y cebolla; hacemos 5 segundos / velocidad 5. Bajamos con la ayuda de la espátula los restos que hayan quedado en la pared del vaso.
  4. Añadimos la espinaca, la sal y la pimienta; hacemos ahora 6 segundos / velocidad 5. Al terminar hacemos 3,5 minutos / 100º / velocidad 1.
  5. Añadimos el queso cremoso y el parmesano reservado; hacemos 8 segundos / velocidad 5.
  6. Sobre una superficie plana y enharinada estiramos la masa de hojaldre para formar una cuadro de unos 25 cm.
  7. Colocamos la mitad de la mezcla de queso y espinaca sobre el hojaldre y colocamos el salmón. Vertemos el resto de la mezcla de queso sobre el salmón. Cerramos el hojaldre de forma compacta. Colocamos sobre la bandeja de horno procurando que los pliegues queden boca abajo.
  8. Barnizamos con el huevo y espolvoreamos con las semillas. Con la ayuda de un cuchillo hacemos cortes diagonales sobre la masa para que favorezca la eliminación de vapor durante el cocinado.
  9. Horneamos 25-30 minutos a 180º hasta que esté dorado. Retiramos y servimos acompañado de salsa holandesa y una ensalada
Compárteme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *