Crepes caseros


 

Los crepes son panqueques de  estilo francés  son delgados y ligeramente crujientes en los bordes. Por lo general son dulces, pero también pueden ser salados.

Un desayuno sano y saludable.

¿Cómo se sirve crepes?

Puede ser con fresas, azúcar en polvo y jarabe de sirope. También puede servirlos con mantequilla derretida y azúcar en polvo, que es probablemente la forma más tradicional. Podemos añadir  nutella, crema batida, salsa de chocolate, salsa de caramelo … ¡Muchas posibilidades y todas deliciosas!

 

Necesitamos

250 gramos de harina de repostería
500 gramos de leche
2 huevos
1 cucharada de aceite
1/2 cucharadita de sal
1 pellizco de azúcar
1 trozo pequeño de mantequilla para engrasar la sartén
Preparamos
1. Ponemos en el vaso la harina, la leche, los huevos, el aceite, la sal y el azúcar y hacemos 20 segundos / velocidad 4. Dejamos reposar la masa al menos 30 minutos antes de utilizarla.
2. Calentamos una sartén antiadherente de 30 cms.  Cubrimos ligeramente con mantequilla. Agregue 1/3 de taza de masa y agitamos para cubrir completamente la parte inferior de la sartén. Cocinamos hasta que la parte inferior de la crepe esté dorada y los bordes se pongan crujientes, de 2 a 3 minutos.
Aflojamos los bordes crujientes con una espátula de goma y rápidamente volteamos. Cocinamos  1 minuto más. Deslizamos la crepe fuera de la sartén y repitemos con la masa restante. (Cubrimos la sartén con mantequilla según sea necesario).
Compárteme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *