Falafel de coliflor y calabacín


Necesitamos 
150 gramos de garbanzos secos
– Salsa de sésamo y yogur
100 gramos de yogur griego
40 gramos de mayonesa
1 cucharada de aceite de oliva
1 cucharada de semillas de sésamo tostado
3-4 ramitas de perejil fresco (solo las hojas)
2 pellizcos de pimienta negra molida
– Falafel
1 tira de piel de limón
20 gramos de arroz
150 gramos de ramilletes de coliflor
50 gramos de calabacín
25 gramos de chalota
1 diente de ajo
1 cucharadita de comino molido
1 cucharadita de levadura química en polvo
6-7 ramitas de perejil fresco (solo las hojas)
1 cucharadita de sal
1 pellizco de pimienta negra molida
300 gramos de aceite para freír
100 gramos de hojas variadas de ensalada
Preparamos 
1. Coloque un plato sobre la tapa y pesamos los garbanzos. Los remojamos  en abundante agua durante un mínimo de 8 horas.
– Salsa de sésamo y yogur
2. Ponemos en el vaso el yogur, la mayonesa, el aceite, el sésamo, el perejil y la pimienta y hacemos 20 segundos / velocidad 2,5. Reservamos.
Lavamos el vaso.
– Falafel
3. Ponemos en el vaso la piel de limón y el arroz; hacemos  20 segundos / velocidad  10.
4. Añadimos los garbanzos escurridos, la coliflor, el calabacín, la chalota,
el ajo, el comino, la levadura, el perejil, la sal y la pimienta. Hacemos 10 segundos / velocidad 6.
Formamos 12 bolas, las aplastamos un poco y las colocamos sobre papel de hornear.
Las dejamos reposar durante un mínimo de 20 minutos.
5. Calentamos el aceite en una sartén y freímos los falafel por ambos lados hasta que estén crujientes y dorados. Retiramos y dejamos escurrir sobre papel de cocina. Servimos calientes acompañados con una  ensalada y la salsa de sésamo y yogur.
Compárteme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *