Souvlaki de cerdo

Necesitamos

  • Para el adobo

1/4 taza de aceite de oliva

1/4 taza de vino tinto

2 cucharadas de zumo de limón (recién exprimido)

1 cucharada de menta seca

1 cucharada de orégano seco

4 dientes de ajo (aplastados y finamente picados)

1 hoja de laurel (desmenuzada en pequeños pedazos)

  • Para las brochetas

250 gramos  de carne de cerdo (cortada en cuadrados)

Sal y pimienta negra recién molida al gusto.

Lechuga y cebolla para acompañar

 

Preparamos

  1. En un tazón grande  mezclamos  los ingredientes del adobo. Añadimos los trozos de  carne de cerdo, cubrimos con plástico y llevamos al frigo de 2 a 3 horas.

  2. Si usamos  pinchos de madera, los remojamos con un poco de agua.

  3. Calienta la parrilla o sartén a fuego medio – alto.  Enroscamos la carne en los pinchos (alrededor de 6 a 7 piezas por pincho). Salpimentamos.

  4. Cocinamos unos 10 minutos hasta  que estén en su punto. Exprimimos  un poco de zumo de limón sobre la carne antes de servir.

    —————————————

    Podemos acompañar con una salsa griega del tipo:

    2-3 ramitas de perejil fresco (solo las hojas, limpias y secas)
    2 yogures griegos
    1 cucharadita de sal

    1. Ponemos en el vaso el ajo y el perejil. Hacemos 5 segundos / velocidad 7
    2. Con la ayuda de la espátula, bajamos los ingredientes hacia el fondo del vaso. Añadimos el yogur y la sal. Hacemos 5 segundos / velocidad 4.

Croquetas de calabaza

 

Necesitamos

Aceite de girasol para espolvorear

250 gramos de calabaza

1 a 2 cucharaditas de aceite de oliva

Sal y pimienta

1 cebolla fresca pequeña

1/2 cucharada de mantequilla sin sal o aceite de oliva

2 cucharadas de leche baja en grasa

1/4 taza de harina

1 huevo grande

2 tazas de migas de pan panko

Aceite  para freír.

Salsa  (opcional): ketchup

 

Preparamos

  1. Precaliente el horno a 200º. Cubra una bandeja de horno con papel de hornear  y espolvoreamos con un poco de aceite de girasol.

  2. Lavamos la calabaza, la cortamos por la mitad, retiramos las semillas y la cortamos en trozos en trozos.

  3. Ponemos las  cuñas de calabaza sobre la bandeja para hornear preparada, rociamos  ligeramente con aceite de oliva y salpimentamos.

  4. Horneamos durante 45 minutos o hasta que estén tiernos. Dejamos enfriar.

  5. Mientras tanto, ponemos en el vaso la cebolla y hacemos 10 segundos / velocidad 4-5. Debe quedar finamente picada la cebolla. Calentamos la mantequilla en una sartén y saltear la cebolla hasta que esté dorada. Reservamos.

  6. Una vez que la calabaza se haya enfriado, retiramos suavemente la carne de la calabaza en un tazón. Desechamos la cáscara.

  7. Añadimos la cebolla salteadaal tazón y mezclamos con la calabaza.

  8. Sazonamos  suavemente con sal y pimienta al gusto.

  9. Añadimos 1 cucharada de leche y mezclamos suavemente.

  10. Colocamos  la mezcla de calabazaen el frigo para que se enfríe completamente.

  11. Formamos ahora bolitas con la mezcla de calabaza (del tamaño de una nuez).

  12. En un plato ponemos la harina sazonada con un poco de sal y pimienta. En otro plato ponemos una cucharada de leche  con el huevo; mezclamos todo. Y en un tercer plato  las migas de pan panko.

  13. Sumergimos  las bolas de calabaza en harina, luego en la mezcla de huevo y terminamos cubriendo con migas de pan panko. Colocamos en un plato.

  14. Calentamos aceite en una sartén (a alta temperatura).

  15. Freímos  unas 6 croquetas  a la vez (no más para que no baje la temperatura, ya que saldrían aceitosas) de 1 a 2 minutos por cada  lado hasta que se doren.

  16. Retiramos las croquetas y las colocamos en un plato  sobre papel de cocina.  Servir con salsa (opcional) ketchup o una ensalada de lechuga y tomate.

Mejillones a la buzara

Necesitamos

1 kilo de mejillones

3/4 taza de aceite de oliva

1/4 taza de perejil fresco (picado)

8 dientes de ajo

1 1/4 tazas de vino blanco seco

Sal marina gruesa

Pimienta negra

1/2 a 3/4 taza de migas de pan fresco

 

Preparamos

  1. Lavamos y retiramos las barbas de los mejillones. Reservamos.

  2. Ponemos en el vaso el ajo y perejil; hacemos 5 segundos / velocidad 5. En una sartén grande y caliente, ponemos los mejillones, 3/4 taza de aceite de oliva, 1/4 taza de perejil fresco picado y los  dientes de ajo picado (más o menos al gusto). Dejamos reposar a fuego lento hasta que los mejillones empiecen a abrirse. Mezclamos y bajamos el fuego; añadimos  1 1/4 tazas de vino blanco seco, sal marina gruesa y pimienta negra al gusto.

  3. Cocinamos hasta que abran los mejillones.

    1.  Mezcle las  migas de pan   en el caldo y servimos acompañado de  pan crujiente.

Mejillones a la cerveza

Necesitamos

500 gramos de mejillones

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

2 cucharadas de mantequilla sin sal

130 gramos de jamón cortado en cuadritos

1 cucharada de ajo (picado)

1 chalota (picada)

2 ramitas de tomillo fresco

1 botella  de cerveza estilo belga

1 cucharada de perejil picado

1 cucharada de estragón fresco picado

1 cucharada de albahaca fresca picada

El zumo de 1 limón

Sal y pimienta negra recién molida.

1 baguette crujiente (cortado en rebanadas de 1,5 cms de ancho)

 

Preparamos

  1. Limpiamos bien los mejillones y retiramos las barbas. Reservamos.

  2. En una cacerola o sartén de tamaño mediano, calentamos el aceite y una cucharada de mantequilla a fuego medio. Una vez que  la mantequilla se ha derretido, agregamos el jamón y cocinamos unos 4 a 5 minutos, hasta que esté crujiente.

  3. Ponemos en el vaso el ajo y las chalotas; hacemos 5 segundos / velocidad 5. Añadimos a la mezcla junto con el tomillo y cocinamos  a fuego medio durante unos 2 minutos. Añadimos los mejillones y cocinamos durante 1minuto, mezclamos para que los mejillones se mezclen con la salsa.

  4. Añadimos la cerveza y dejamos hervir a fuego medio-alto. Reducimos el fuego y cocinamos  a fuego lento durante 8 a 10 minutos, hasta que todos los mejillones se abran.

  5. Agregamos  el perejil, el estragón, la albahaca, el zumo de limón y la cucharada restante de mantequilla. mezclamos  y dejamos  que la mantequilla se derrita. Salpimentamos y servimos acompañando con el pan.