Onigiri

 

Necesitaremos

1 cucharada de vinagre de arroz, opcional
2 cucharadas de Furikake (condimento japonés embotellado)
Pizca de sal
Pizca de sésamo blanco
Alga nori
1 cucharada de Tobiko o huevas de pescado

 

  • Para preparar el arroz

 

1 taza de arroz

240 gramos de vinagre de arroz

80 gramos de azúcar moreno o blanco

40 gramos de sal

1380 gramos de agua

300 gramos de arroz para sushi o de grano redondo

Kombu (opcional)

 

Preparamos

 

Comenzamos con el arroz  

1. Ponemos en el vaso el vinagre de arroz, el azúcar y la sal. Hacemos 4 minutos / 80º / velocidad 2. Colocamos en un tarro y ponemos en el frigo

Vamos con el arroz

2. Mojamos un rectángulo de papel de hornear de unos 40×30 cm. Lo escurrimos bien y con él cubrimos la bandeja varoma. Reservamos
3. Colocamos 1000 gramos de agua en el vaso y hacemos 5 minutos / varoma / velocidad 1.
4. Mientras se calienta el agua, ponemos el arroz en un bol, lo lavamos con abundante agua fría (y las algas de kombu si las utilizamos) lo aclaramos con el cestillo varias veces, hasta que veamos que el agua sale clara. Según el tipo de arroz esto podría llevar hasta diez lavados o más. Este paso es muy importante para conseguir una adecuada textura del sushi.
5. Al acabar el tiempo programado en el paso 3, colocamos el varoma en su posición y ponemos el arroz y las algas en la bandeja (encima del papel), lo distribuimos de manera uniforme. Ponemos la función balanza y vertemos sobre el arroz 380 gramos de agua. Tapamos el varoma y hacemos 20 minutos / varoma / velocidad 2. Es importante que no levantemos la tapa durante la cocción
6. Retiramos el varoma, no levantamos la tapa y dejamos reposar durante 10 minutos (es importante que repose este tiempo)
7. Colocamos el arroz en un recipiente no metálico (lo mejor sería madera). Con la espátula movemos el arroz de forma delicada para que se airee y favorecer que se enfríe por igual. La forma tradicional de hacerlo es abanicarlo. Mientras lo hacemos, vertemos poco a poco las seis cucharadas del aliño de vinagre sobre el arroz. Removiendo y repartiendo con mucho cuidado el líquido por toda la mezcla. El resultado es obtenerlo pegajoso y brillante.

 

  • Continuamos con la receta

Añadimos el vinagre de arroz, el Furikake, sal y sésamo blanco al arroz.  Mezclamos bien.

Formamos  seis  bolas de arroz triangulares. Envolvemos la parte inferior de las bolas de arroz con las algas nori.  Servimos inmediatamente.

Pollo Teriyaki

 

Necesitamos

 

500 gramos de muslos de pollo, deshuesados
sal
Semillas de sésamo blanco, para adornar

Salsa teriyaki:

1/3 taza de mirin japonés (vino de arroz dulce)
2 cucharadas de salsa de soja
1 cucharada de azúcar

 

Preparamos

 

  1. Sazonamos los trozos de pollo.
  2. Freímos el pollo hasta que esté dorado por ambos lados. Rociamos los muslos de pollo con la salsa Teriyaki ( bien hecha por nosotros o bien comprada)
  3. Servimos acompañado de arroz blanco y decorando con semillas de sésamo.

 

  • Preparamos el arroz blanco

 

50 gramos de aceite de oliva virgen extra
800 gramos de agua
Sal
350 gramos de arroz de grano corto o largo

 

Preparamos

 

1. Ponemos el aceite, el agua y la sal en el vaso e introducimos el cestillo. Hacemos 7 minutos / varoma / velocidad 1. Hacemos hervir el agua
2. Acabado el tiempo y sin abrir la máquina, vertemos el arroz por el bocal de la tapa y hacemos 13 minutos / varoma / velocidad 4. Introducimos la espátula por el bocal y removemos el arroz dos o tres veces durante la cocción.
3. Cuanto termine comprobamos el sabor del arroz. Si lo encontramos duro programamos dos minutos más a la misma velocidad y temperatura.
4. Acabado, usamos la muesca de la espátula para extraer el cestillo. Lo extendemos. No le damos forma hasta que enfríe un poco.


Langostinos en tempura japonesa con Teriyaki

 

Necesitamos

600 – 800 gramos de langostinos
250 gramos de harina
sal y pimienta
5 gramos de nuez moscada
30 gramos de vino blanco
1 huevo
1 sobre de levadura instantánea

Salsa Teriyaki

 

Preparamos

 

1. Pelamos los langostinos. No tiramos ni las cabezas ni cáscaras porque pueden aprovecharse para preparar fumet.
2. Ponemos en el vaso la pimienta, harina, sal y nuez moscada; hacemos 5 segundos / velocidad 5.
3. Añadimos el huevo y la mitad del vino; hacemos 10 segundos / velocidad 5. Guardamos en nevera sobre media hora.
4. Mientras tanto, mezclamos la levadura con el vino restante. Terminamos añadiendo a la mezcla guardada en nevera.
Pasamos la mezcla a una fuente y empapamos los langostinos. Freímos en abundante aceite muy caliente. Al terminar los vamos colocando sobre papel absorbente para eliminar restos de aceite.

Acompañamos con salsa Teriyaki

Dieta anticelulítica eficaz

 

En efecto, la dieta es seguramente uno de los remedios anticelulíticos más importantes y efectivos, tal vez el elemento más importante  para la reducción de uno de las  imperfecciones más molestas de la piel. Sin embargo, antes de dar consejos sobre alimentos; será útil hacer una breve introducción, aclarando que las causas de la celulitis son muchas, y todas tienen cierta importancia, lo que significa que para  combatirla será necesario actuar en diferentes frentes, esto es significa que, aunque indudablemente puede ser útil seguir una dieta anticelulítica, para eliminar el problema de raíz también será necesario practicar una actividad deportiva regular y tener otros factores negativos bajo control, como fumar, ropa adecuada, tacones demasiado altos. No debemos olvidar que la razón por la cual la celulitis tiende a manifestarse más  en mujeres que en hombres está relacionado con el hecho de que el sexo femenino tiene mayor  número de estrógenos, hormonas que promueven la retención de agua, la acumulación de grasa y, en consecuencia, la disminución de la circulación de la sangre.

¿Cuáles son los efectos que queremos lograr?

Reducción del efecto de cáscara de naranja en la piel
Disminución de la circunferencia abdominal, piernas y tobillos.
Eliminación de exceso de líquidos.
Activación de la microcirculación.
Fortalecimiento de las venas.

¿ Cómo funciona una dieta anticelulítica eficaz ?

Dado que no existe una dieta milagrosa capaz de eliminar el problema de la celulitis por si sola, existen algunas reglas de alimentación que deben seguirse.
Una dieta desequilibrada puede convertirse en la causa de la aparición de la celulitis, alimentos que contienen mucha sal o mucha azúcar, promueven la retención de agua o la acumulación de líquido entre las células grasas, que cambian de forma debido a la hipertrofia. Una baja ingesta de verduras y frutas, pobre en  agua, conduce a una acumulación de líquidos y una baja diuresis, lo que aumenta el efecto de la piel de cáscara de naranja.
Una dieta para contrarrestar la imperfección se basa, más que en calorías, en el pico glucémico, o el aumento en el azúcar en la sangre, que debe mantenerse en un nivel bajo y para hacerlo necesita alimentos antiácidos.

Pico glucémico bajo control contra la celulitis pero también para un efecto adelgazante y reafirmante.

El pico glucémico, como se mencionó anteriormente, es el aumento en el azúcar en la sangre inmediatamente después de las comidas. Para que nuestro cuerpo regrese a una situación de equilibrio, la insulina, una hormona que acumula glucosa y grasa en las células de grasa, comienza a funcionar. Por eso es importante que la dieta anticelulítica mantenga el pico glucémico bajo control, que no solo aumenta con los carbohidratos sino también con proteínas y lípidos que causan acidosis de los tejidos de la piel, celulitis y cabello visiblemente quebradizo.
Este control se puede realizar con una acción antiácida eligiendo alimentos apropiados que ayudan al cuerpo a contrarrestar la acidosis, evitando que el colágeno y las células de tejido se degraden.
Deben tomarse cuatro alimentos alcalinizantes (alimentos antiácidos), como las zanahorias y las piñas

Fase 1

El comienzo de la dieta apunta más que a una pérdida de peso efectiva, a la purificación del cuerpo de todo lo que previamente lo ha intoxicado. La primera fase no dura más de tres días e incluye una dieta hecha exclusivamente de frutas para el almuerzo y verduras en la cena. Todo esto bebiendo 2 litros de agua al día.
Estos  alimentos facilitan la diuresis y, por lo tanto, la eliminación del
exceso de líquidos y toxinas.

Fase 2

Esta fase dura una semana e incluye una dieta alta en proteínas en la que se favorecen los platos magras ricos en proteínas, que ayudan a drenar y eliminar el desperdicio. Para el desayuno una infusión o un café con 4 bizcochos integrales y zumo de piña. Para el almuerzo y la cena puede elegir entre carne (200 gr) o pescado (300 gr) y verduras. Todo esto con   2 litros de agua para beber. En esta fase ya puede ver los primeros
resultados y los efectos adelgazantes o al menos desinflados de la dieta.

Fase 3

Es la fase final que prevé el logro del objetivo prefijado. Habrá una mejora en el estado de la celulitis, se aprecia la desaparición de la hinchazón que acompaña a piernas y cintura y la pérdida de algunas kilos. Para el
desayuno puede incluirse la leche, para el almuerzo también es posible ocasionalmente la inclusión de carbohidratos en pequeñas porciones.

 

Qué alimentos elegir para reducir la retención de agua y acelerar los resultados.

Para seguir la dieta anticelulítica es muy importante prestar atención a la elección de qué comer. La dieta anticelulítica tiene un grupo de alimentos preferidos. Las características de estos ayudan y promueven la disminución de la celulitis.

Berenjenas : se encuentran entre los vegetales más ricos en agua, por lo que ayudan a combatir la retención de agua. Son ricos en sales minerales y su ingesta calórica es muy baja, por lo que no importa la cantidad que va a tomar.
Zanahorias : los alimentos crudos son de gran importancia en la lucha contra la celulitis, rica en antioxidantes y con un fuerte valor alcalinizante. También suavizanla piel porque tienen un alto contenido de beta caroteno.
Espinaca :  clave de esta dieta porque estimulan la circulación y son ricos en calcio, magnesio, fósforo y potasio. También tienen un valor bajo de energía que le permite comer tantos como deseemos.
Piña : es anticelulítico por excelencia, promueve la diuresis y es un alimento alcalinizante. Uno de los elementos de la piña es la bromelina, que también se usa en muchas cremas para derrotar la piel de cáscara de naranja.
Arándanos : ayudan a la microcirculación y actúan mejorando la circulación sanguínea. También ayudan a los capilares y venas a reforzarlos.
Kiwis : importantes porque eliminan la hinchazón de las piernas, actúan sobre los vasos sanguíneos dilatados y ayudan a que la sangre fluya de abajo hacia arriba, evitando el estancamiento. También son ricos en vitamina C, protegen las venas y los capilares, y tienen muy pocas calorías.

 

Plan de dieta semanal 

 

Menú semanal para la segunda fase de la dieta.

Proporciona una contribución de 1400 calorías por día.

Lunes:
Desayuno: té o café o una infusión con 4 galletas con mermelada.
Media mañana: fruta.
Almuerzo: ensalada de apio peras y piñones (al gusto) + sopa de verduras con 30 gramos de cebada + champiñones salteados (al gusto) + cucharadita de aceite de oliva virgen extra.
Media tarde: una tisana sin azúcar + una fruta.
Cena: 130 gr de ternera con guarnición de berenjena + ensalada de rúcula y tomates (al gusto) + una cucharadita de aceite.
Martes:
Desayuno: té o café o un té de hierbas con 4 bizcochos con mermelada.
Media mañana: una fruta.
Almuerzo: ensalada de espinacas y naranjas (al gusto) + besugo 200 gr + 1 cucharadita de aceite + 50 gr de pan de centeno.
A media tarde: infusión de hierbas de té verde con frutas.
Cena: 130 gramos de carne de cerdo magra + ensalada de apio y zanahorias (al gusto) + puré de verduras (porción al gusto) + 1 cucharadita de aceite.
Miércoles:
Desayuno: una infusión o un café o un té +4 rebanadas con mermelada.
Media mañana: una fruta.
Almuerzo: 200 g de sopa mixta de pescado + ensalada de zanahoria y escarola (porción libre) + 1 cucharadita de aceite.
Media tarde: zanahorias + hinojo.
Cena: 130 gr de ternera + crema de espinacas (al gusto) + 1 cucharadita de aceite.
Jueves:
Desayuno: café o té o té de hierbas + 4 bizcochos + mermelada.
Media mañana: zanahorias + 2 rodajas de piña.
Almuerzo: ensalada de espinacas, zanahorias y piñones (al gusto) + 130 gr de pechugade pollo + acelgas (porción al gusto) + 1 cucharadita de aceite.
Media tarde: una taza de arándanos.
Cena: ensalada de frijoles 30 gramos y garbanzos 20 gramos + berenjenas  (al gusto) + cebolleta + 1 cucharadita de aceite.
Viernes:
Desayuno: té o café o té de hierbas + 4 galletas.
Media mañana: un kiwi.
Almuerzo: 200 gramos de salmón + calabacín a la parrilla (al gusto) + 1 cucharadita de aceite.
Media tarde: 3 rebanadas de piña.
Cena: 50 gr de queso bajo en grasa + ensalada de apio y zanahorias (al gusto) + crema de verduras (al gusto) + 1 cucharadita de aceite.
Sábado:
Desayuno: café o té o té de hierbas + 4 galletas con mermelada.
Media tarde: una taza de arándanos.
Almuerzo: 200 gr de  Pez espada + ensalada de rúcula y tomates (al gusto) + 1 cucharadita de aceite.
Media tarde: un kiwi.
Cena: 130 gr de hamburguesas + espinacas al vapor (al gusto) + 1 cucharadita de aceite.
Domingo:

Desayuno: té o café o té de hierbas + 4 galletas con mermelada.

Snack: piña.
Almuerzo: 130 gr de ternera + berenjenas a la plancha+ crema de espinacas + 1 cucharadita de aceite.

 

Menú semanal para la tercera fase de la dieta.

 

En esta etapa tenemos la inclusión de leche por la mañana y carbohidratos.

Lunes:
Desayuno: café + 1 vaso de leche desnatada total o parcialmente + 3 galletas secas.
Media mañana: fruta.
Almuerzo: 250 g de bacalao + crema de espinacas (porción al gusto) + ensalada de tomates y rúcula + 50 g de pan integral + 1 cucharadita de aceite.
A media tarde: un zumo de piña + tallo de apio.
Cena: 150 gr. de ternera + ensalada mixta + crema de calabacín + 50 gr de pan integral + 1 cucharadita de aceite.
Martes:
Desayuno: 1 vaso de leche desnatada total o parcialmente + café + 1 rebanada de pan tostado con mermelada.
A media mañana: kiwi.
Almuerzo: 80 g de pasta con salsa de tomate +  berenjenas (porción al gusto) +1 cucharadita de aceite.
Media tarde: zanahorias + hinojo.
Cena: 250 gr de lubina al horno + ensalada de apio, zanahorias e hinojo (porción al gusto) + 50 gr de pan integral + 1 cucharadita de aceite.
Miércoles:
Desayuno: 1 taza de capuchino o té.
Media mañana: taza de arándanos.
Almuerzo: caprese (150 gr de mozzarella + tomates) + crema de espinacas + 50 gr de pan integral + 1 cucharadita de aceite.
Media tade: una fruta.
Cena: 250 gr de ensalada de pulpo con apio + crema vegetal + 50 g de pan integral + 1 cucharadita de aceite.
Jueves:
Desayuno: 1 vaso de leche desnatada total o parcialmente + croissant .
A media mañana: zanahorias .
Almuerzo: 70 g de arroz con calabacín (calabacín al gusto) + espinacas al vapor + 1 cucharadita de aceite.
A media tarde: 3 rebanadas de piña.
Cena: 150 gr de pechuga de pollo + 100 gr de patatas hervidas (porción al gusto) + berenjenas en forma de champiñones (porción al gusto).
Viernes:
Desayuno: 1 vaso de leche desnatada total o parcialmente o té de hierbas o café o té + 4 galletas con mermelada.
A media mañana: kiwi.
Almuerzo: 200 gr de besugo al horno + sopa de verduras (porción al gusto) + 50 gr de pan integral + 1 cucharadita de aceite.
A media tarde: taza de arándanos.
Cena: 100 gr de quesos mixtos + ensalada de apio y zanahorias + calabacín a la plancha + 50 gr de pan integral + 1 cucharadita de aceite.
Sábado:
Desayuno: té o café o leche semidesnatada + 3 galletas.
A media mañana: zanahorias + tallo de apio.
Almuerzo: 200 gr de pez espada a la parrilla + puré de verdura (porción al gusto) + berenjenas a la parrilla (porción al gusto) + 1 cucharadita de aceite.
A media tarde: fruta.
Cena: pizza margarita.
Domingo:

Desayuno: croissant y capuchino.
A media mañana: 1 zumo de piña sin azúcar.
Almuerzo: 1 plato de ravioles con requesón y espinaca  + ensalada de lechuga e hinojo (porción al gusto) + berenjenas (porción al gusto) + 1 cucharadita de aceite de oliva virgen extra.

 

La dieta anti-celulitis aporta beneficios a todo el cuerpo: no sólo reduce la celulitis gracias a su efecto de drenaje y retención de agua, con la consiguiente reducción de la piel cáscara de naranja y  de la
hinchazón, gracias a un buen suministro de vitamina C, que tiene un efecto energizante, todos los tejidos estarán más tonificados.
Incluso las venas, los capilares y la microcirculación serán ayudados por alimentos como los arándanos que los fortifican hasta que hayan mejorado la circulación sanguínea.
El bienestar que resulta de esta dieta también es visible en la cara que será más viva, perdiendo la palidez que lo caracteriza antes de la dieta. El cabello saldrá revitalizado: más brillante y más fuerte gracias a las vitaminas y la nutrición mejorada. Finalmente, también habrá una disminución en el peso corporal debido a la nueva dieta y la pérdida de exceso de líquido.