Colmenillas

 

Las colmenillas son hongos silvestres comestibles que están relacionados con la trufa y son apreciados por chefs y amantes de la comida por igual. El sabor terroso, a nuez y ahumado y la textura y forma únicas de nido de abeja hacen de estos hongos silvestres la estrella de cualquier plato, especialmente porque necesitan muy poco adorno cuando se cocinan.

Sin embargo, antes de deshidratarlos, debemos limpiarlos   y las colmenillas requieren un poco más de limpieza que la mayoría de los  hongos . Un simple golpe con una toalla húmeda no sacará la arena de los lados esponjosos de  las colmenillas. Comenzamos pasándolas por agua fría, movemos las colmenillas para eliminar la arena.  Escurrimos bien y secamos las colmenillas con toallas de papel o toallas de cocina limpias. Ahora está listo para deshidratarlas.

Colmenillas secadas al aire

Para este método, no necesita ningún equipo, excepto algunos suministros de costura. Las colmenillas se ensartan y luego se cuelgan al aire.

Colmenillas secadas al horno

Si nonos importa mantener el horno en un nivel muy bajo durante varias horas, el método de secado en horno es una técnica fácil para secar las colmenillas. Colocamos las rejillas de refrigeración en las bandejas para hornear y coloque las colmenillas limpias en las rejillas.

Calentamos a unos 60º y dejar que las colmenillas se asienten hasta que estén completamente secas y quebradizas, aproximadamente 8 horas.

 

Rehidratar colmenillas secas

Las colmenillas secas son fáciles de rehidratar. Simplemente ponemos la cantidad que deseamos usar en un recipiente y cubrimos con agua. Dejamos reposar hasta que las colmenillas sean suaves y flexibles, unos 20 minutos. Reservamos el líquido de remojo para preparar otro plato o un caldo.

Para el risotto y las  salsas para pasta, podemos remojar las colmenillas en agua hirviendo; esto sacará más del sabor terroso.

¿Cómo conseguir la mejor cebolla caramelizada?

 

Dejamos que el aceite se caliente un momento. Una regla general es usar 2 cucharadas de aceite por cada tres cebollas. Si lo deseamos, podemos utilizar una mezcla de aceite y mantequilla. La mantequilla clarificada es la mejor, ya que no se quemará tan fácilmente como la mantequilla ordinaria. Mientras no dejemos que se calienta mucho, la mantequilla no se quemará.

Para  unos 140º, podemos usar prácticamente cualquier aceite, incluso aceite de oliva, que tiene un punto de humo muy bajo . Pero como es difícil saber la temperatura exacta, nos quedamos con mantequilla o una combinación de mantequilla y aceite vegetal.

Añadimos las cebollas en rodajas.

Movemos las cebollas en la sartén   para que no se quemen.

A medida que las cocines, las cebollas comenzarán a suavizarse y se volverán translúcidas. Usaremos  cebollas dulces porque tienen un mayor contenido de azúcar y es el azúcar quien en realidad favorece el color marrón.

Para entonces, las cebollas se habrán ablandado y cocinado a un tamaño inferior, ya que han perdido agua. También tendrán una consistencia ligeramente pegajosa. Eso es debido a los azúcares que se liberan en las cebollas.


Bica de Trives

 

Necesitamos 

4 huevos

400 gramos de azúcar

200 ml de nata líquida

400 gramos harina

1 sobre de levadura

200 gramos de manteca de vaca

 

Preparamos

  1. Precalentamos el horno a 170º.
  2. Ponemos en el vaso los huevos, el azucar y la manteca; hacemos  5 minutos / 40 º / velocidad 4.
  3. Añadimos la nata y hacemos 10 segundos / velocidad 3.
  4. Añadimos la harina y la levadura (mezcladas previamente) y hacemos 3-4 golpes de turbo.
  5. Ponemos  la masa en un molde rectangular y espolvoreamos con azúcar, horneamos  a 170º durante unos  50 minutos.
  6. Pasado el tiempo, retiramos del horno, dejamos atemperar y desmoldamos.

Hamburguesa de carne con salsa de tomate

 

Necesitamos 

  • Para la hamburguesa

50 gramos de aceite
400 gramos de carne de ternera
400 gramos de carne de cerdo
100 gramos de jamón serrano
1 huevo
1 rebanada de pan de molde remojado en leche
200 gramos de cebolla
Sal
Pimienta

  • Para la salsa de tomate

2/3 taza de salsa de tomate

1/3 taza de azúcar moreno

1 1/2 cucharadas de mostaza Dijon

Salsa Worcestershire

Hierbas aromáticas para adornar (opcional)

 

Preparamos

1. Cortamos la carne en dados de unos 2 cm, la mezclamos y la ponemos en el vaso para picarla. Haciendo 8 segundos / velocidad 6. Reservamos en la nevera (se puede picar en dos veces)
2. Introducimos ahora el jamón serrano y hacemos 2 o 3 golpes de  turbo. Ahora mezclamos con la carne picada. Reservamos
3. Ponemos ahora en el vaso los 200 gramos de cebolla y hacemos 6 segundos / velocidad 4. Bajamos los restos que hayan quedado en la pared del vaso. Añadimos el aceite  y hacemos 10 minutos / varoma / velocidad cuchara.
4. En un recipiente mezclamos la carne con el jamón, la cebolla, el huevo, el pan, la sal y la pimienta. Ahora le damos forma a las hamburguesas. Reservamos

  • Continuamos con la salsa

5. Ponemos todos los ingredientes en un bol y mezclamos. Justo antes de servir calentamos la salsa a fuego lento.

Cocinamos las hamburguesas hasta tenerlas al punto y las servimos acompañadas de salsa de tomate.

(opcional adornar con alguna hierba aromática)