Goetta (hamburguesa – salchicha de Cincinnati)

 

Estas hamburguesas – salchichas de cereales y carne típicas de Cincinnati tienen un sabor fantástico y son una deliciosa opción para el  desayuno.

Incluso hay un festival anual de Goetta, “Glier’s Goettafest”, que se celebra cada agosto cerca de Newport, Kentucky, y presenta goetta servida de todas las maneras imaginables.

¿qué es  goetta (pronunciado “getta”)?

Goetta es una mezcla hecha de carne, avena, cebolla y especias que se transforma en hamburguesas – salchichas, se fríe y se come en el desayuno. El plato es de origen alemán y el nombre proviene de las palabras alemanas Grötte o Grütze (dependiendo de la región).

El concepto goetta es similar al scrapple holandés de Pensilvania, al kishka polaco o al haggis escocés en que, todos originalmente eran platos de campesinos, era una manera de aprovechar al máximo los alimentos.

En el caso de Goetta, fue traído a la zona de Cincinnati hace más de un siglo por inmigrantes alemanes del norte de Alemania. La versión en el norte de Alemania se habría hecho más comúnmente con trigo, cebada o centeno (los granos más frecuentes cultivados en esa zona).

Hay varias especias clave  que son esenciales para lograr el sabor de las carnes y salchichas alemanas están asociadas: mejorana, cilantro, pimienta blanca, clavo  y jengibre. No debe omitirse ninguno.

 

 

 

Necesitamos 

 

2 1/2 tazas de avena cortada con acero (también conocida como avena pinhead)

tazas de caldo de carne

tazas de agua

cucharaditas de sal marina

hojas de laurel

1 1/2 cucharaditas de mejorana seca

250  gramos  de carne de ternera picada

250 gramos de carne de cerdo picada

cebolla fresca, finamente picada

dientes de ajo, picados

cucharadita de jengibre molido

1/2 cucharadita de pimienta negra recién molida

1/2 cucharadita de pimienta blanca recién molida

1/2 cucharadita de cilantro molido

1/4 cucharadita de clavo  molido

Huevo frito para compañar

 

Preparamos 

 

Ponemos la cebolla y el ajo  en el vaso y hacemos 7 segundos / velocidad 6. Reservamos.

  1. Colocamos el caldo, la avena, el agua, la sal, las hojas de laurel y la mejorana en una olla grande. Dejamos que hierva, luego bajamos el fuego, tapamos y cocinar a fuego lento durante 90 minutos, revolviendo ocasionalmente, hasta que esté suave y el líquido se haya absorbido.

  2. Añadimos  la carne, la cebolla, el ajo y las especias. Subimos el fuego a ebullición, y de nuevo volvemos a bajarlo, tapamos y cocinamos  otra hora, revolviendo ocasionalmente.

  3. Verter y presionar la mezcla en 2 moldes engrasados ​​(9 x 5) y dejamos enfriar por completo. Cubra con film y guardamos en el frigo durante la noche.

  4. Para servir, corte en rodajas gruesas ( 1 cm ), y freímos en una sartén antiadherente a fuego medio-alto  sin aceite.  Freímos por ambos lados durante 4-5 minutos o hasta que estén dorados y crujientes en el exterior.

    Servimos acompañado de un huevo frito.

Costillas de cerdo glaseadas con salsa de manzana

 

Necesitamos

 

400 gramos de zumo de manzana

100 gramos de azúcar moreno

25 gramos de jengibre

20 gramos de zumo de lima

2 cucharaditas de sal

2 cucharaditas de vinagre de manzana

1/4 cucharadita de cardamomo

1/2 cucharadita de pimienta negra

1/2 cucharadita de semillas de hinojo

1/2 cucharadita de chile

1/2 cucharadita de mostaza

1 cucharada de mermelada de manzana

2 hojas de lima

3 dientes de ajo

1/4 cucharadita de bolitas de anís

1 ramita de canela

1200 gramos de costilla de cerdo

 

Preparamos

 

  1. Ponemos sobre una bandeja de horno papel de hornear.
  2. Ahora ponemos en el vaso todos los ingredientes (en el orden indicado) excepto las costillas y hacemos 25 minutos / varoma / velocidad 2. Retiramos la salsa y reservamos.
  3. Colocamos las costillas sobre la bandeja de horno y sobre ellas vertemos la salsa. Dejamos marinar unos 20 minutos. Durante ese tiempo precalentamos el horno a 180º.
  4. Horneamos las costillas durante 1 hora (dependerá del horno). Otra posibilidad es cocinar las costillas en barbacoa.

Macarrones de los alpes – ÄLPLERMAGRONEN –

 

Necesitamos

 

200 gramos de queso   Gruyere

1,5 litros de agua

500 gramos de patatas peladas en trozos  no muy grandes

200 gramos de macarrones finos

70 gramos de mantequilla

2 cebollas confitadas

1 diente de ajo

200 gramos de nata para cocinar

Sal

2 pastillas de caldo

500 gramos de compota de manzana

 

Preparamos

 

  1. Ponemos en el vaso el queso y hacemos 5 segundos / velocidad 10. Reservamos.
  2. Ponemos el agua en el vaso junto con las pastillas de caldo. En el cestillo colocamos las patatas y hacemos 17 minutos / varoma / velocidad 1.
  3. Ahora retiramos el cestillo y añadimos al vaso los macarrones y de nuevo colocamos el cestillo con las patatas. Hacemos 7 minutos / varoma / giro a la izquierda / velocidad cuchara.
  4. Retiramos las patatas y reservamos Retiramos los macarrones y también reservamos.
  5. Ahora colocamos el ajo en el vaso y hacemos 2 segundos / velocidad 10.
  6. Añadimos la mantequilla y hacemos 5 minutos / 100º / velocidad 1. Cuando resten dos minutos, incorporamos la nata y seguimos cocinando.
  7. Precalentamos el horno a 200º.
  8. En una fuente de horno alternamos una capa de patata, macarrones y terminamos con la cebolla y queso. Terminamos con la salsa de ajo y mantequilla. Horneamos durante 5 minutos a 200º. Servimos y acompañamos de compota de manzana.
  • Para confitar la cebolla

2 cebollas cortadas en aros

2 cucharadas de harina

mantequilla para freír

Rebozamos los aros de cebolla en harina, sacudimos, y se fríen en mantequilla. Una vez tostada, la pasamos a un plato con papel de cocina y reservamos.

  • Para preparar la compota de manzana
750 gramos  manzanas verdes peladas cortadas en trozos
1 cucharada jugo limón natural
50 gramos azúcar
40 gramos de agua  agua
1 cucharadita esencia vainilla (opcional)
 Preparamos:
1. Ponemos todos los ingredientes en el vaso. Hacemos  9 minutos / 100º / velocidad 1.

2. Trituramos 20 segundos / velocidad 5. Si la quieres más triturada (pure) aumenta la velocidad a tu gusto.

 

Käsespätzle

Los Käsespätzle son una variedad de pasta típica de la cocina de Asutria y el sur de Alemania, acompañado de carne o queso.

Plato ideal para combatir el frío.
A la ora de preparar la masa encontrarás diferentes recetas igual que a la hora de acompañarla: queso (el que más nos guste aunque si es un queso fuerte mejor), con carne o con cebolla frita dorada y crujiente.
Necesitamos 
1/2 manojo de perejil, solo las hojas (o cebollino troceado)
100 gramos de queso (fuerte preferiblemente)
70 gramos de queso duro, tipo Emmental
70 gramos de queso Gruyere
250 gramos de harina de trigo
50 gramos de agua mineral con gas
3 huevos
3 cucharaditas de sal
1 pizca de nuez moscada
2 cebollas troceadas por la mitad
20 gramos de mantequilla clarificada
1 cuchara de mantequilla
1 cucharadita de pimienta recién molida
3 cucharadas de aceite de oliva
Preparamos
1. Ponemos el perejil en el vaso y hacemos 5 segundos / velocidad 8. Reservamos.
2. Ahora ponemos los quesos en el vaso y hacemos 8 segundos / velocidad 8. Reservamos.
3. Ponemos en el vaso la harina, agua, huevos, 1 cucharadita de sal y la nuez moscada. Hacemos 2 minutos / velocidad espiga. Vertemos la masa en un recipiente y cubrimos con film transparente. Dejamos reposar unos quince minutos. Lavamos y secamos el vaso
4. Ponemos la cebolla en el vaso y hacemos 5 segundos / velocidad 4.
5. Añadimos la mantequilla clarificada y hacemos 10 minutos / 100º / velocidad 2. Reservamos. Mientras, llenamos una olla con agua (3-4 litros) hasta la mitad, añadimos 2 cucharaditas de sal y ponemos a hervir. Precalentamos el horno a 180º. Cortamos una cebolla en anillas finas.
6. Derretimos la mantequilla en una sartén y engrasamos una fuente de horno de unos 25 x 17 cm.
7. Añadimos ahora pequeñas porciones de la masa reservada a medida que comienzan a flotar las vamos retirando y las colocamos en la bandeja con la mantequilla derretida. Añadimos la mantequilla clarificada reservada junto a la pimienta. Ahora incorporamos los quesos. Horneamos 20 minutos a 180º. Freímos los aros de cebolla en aceite y acabamos incorporándolos junto con el perejil.