Bocaditos de bacalao

Necesitamos

600 gramos de  bacalao salado

2 tazas de harina con levadura

2 tazas de agua

Sal   (al gusto)

Pizca de pimienta negra recién molida (o al gusto)

Aceite vegetal para freír

 

Preparamos

Ponemos el bacalao en agua fría durante al menos 12 horas, cambiando el agua unas cuantas veces. Cortar el pescado en trozos de unos 3 cm.

Comenzamos la receta.

  1. Ponemos en el vaso la harina y el agua; hacemos ahora 1,5 minutos / velocidad 4-5. Salpimentamos la masa.

  2. En una sartén grande calentamos el aceite a fuego medio-alto.

  3. Sumergimos  el pescado en la masa y lo colocamos  con cuidado en el aceite caliente. Freímos el pescado hasta que esté dorado por ambos lados, luego retiramos y escurrimos sobre toallas de papel.

  4. Servimos con all i oli.

Mejillones a la buzara

Necesitamos

1 kilo de mejillones

3/4 taza de aceite de oliva

1/4 taza de perejil fresco (picado)

8 dientes de ajo

1 1/4 tazas de vino blanco seco

Sal marina gruesa

Pimienta negra

1/2 a 3/4 taza de migas de pan fresco

 

Preparamos

  1. Lavamos y retiramos las barbas de los mejillones. Reservamos.

  2. Ponemos en el vaso el ajo y perejil; hacemos 5 segundos / velocidad 5. En una sartén grande y caliente, ponemos los mejillones, 3/4 taza de aceite de oliva, 1/4 taza de perejil fresco picado y los  dientes de ajo picado (más o menos al gusto). Dejamos reposar a fuego lento hasta que los mejillones empiecen a abrirse. Mezclamos y bajamos el fuego; añadimos  1 1/4 tazas de vino blanco seco, sal marina gruesa y pimienta negra al gusto.

  3. Cocinamos hasta que abran los mejillones.

    1.  Mezcle las  migas de pan   en el caldo y servimos acompañado de  pan crujiente.

Mejillones a la cerveza

Necesitamos

500 gramos de mejillones

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

2 cucharadas de mantequilla sin sal

130 gramos de jamón cortado en cuadritos

1 cucharada de ajo (picado)

1 chalota (picada)

2 ramitas de tomillo fresco

1 botella  de cerveza estilo belga

1 cucharada de perejil picado

1 cucharada de estragón fresco picado

1 cucharada de albahaca fresca picada

El zumo de 1 limón

Sal y pimienta negra recién molida.

1 baguette crujiente (cortado en rebanadas de 1,5 cms de ancho)

 

Preparamos

  1. Limpiamos bien los mejillones y retiramos las barbas. Reservamos.

  2. En una cacerola o sartén de tamaño mediano, calentamos el aceite y una cucharada de mantequilla a fuego medio. Una vez que  la mantequilla se ha derretido, agregamos el jamón y cocinamos unos 4 a 5 minutos, hasta que esté crujiente.

  3. Ponemos en el vaso el ajo y las chalotas; hacemos 5 segundos / velocidad 5. Añadimos a la mezcla junto con el tomillo y cocinamos  a fuego medio durante unos 2 minutos. Añadimos los mejillones y cocinamos durante 1minuto, mezclamos para que los mejillones se mezclen con la salsa.

  4. Añadimos la cerveza y dejamos hervir a fuego medio-alto. Reducimos el fuego y cocinamos  a fuego lento durante 8 a 10 minutos, hasta que todos los mejillones se abran.

  5. Agregamos  el perejil, el estragón, la albahaca, el zumo de limón y la cucharada restante de mantequilla. mezclamos  y dejamos  que la mantequilla se derrita. Salpimentamos y servimos acompañando con el pan.

Mejillones al vino blanco

Necesitamos

1 kilo  de mejillones frescos

1/2 taza de vino blanco

2 dientes de ajo

1/4 taza de chalotas

Pimienta negra recién molida (al gusto)

4 cucharadas de mantequilla

2 cucharadas de perejil

Zumo de limón fresco (al gusto)

 

Preparamos

  1. Lavamos y retiramos las barbas a los mejillones. Reservamos.
  2. Ponemos en el vaso el ajo, las chalotas; hacemos 5 segundos / velocidad 5. Retiramos y mezclamos con el vino y la pimienta negra en una olla grande y ponemos a hervir.
  3. Añadimos los mejillones y cocinamos durante unos 5-6 minutos ( o hasta que veamos que comienzan a abrirse).
  4. Añadimos ahora la mantequilla y el perejil picado y mezclamos hasta que la mantequilla se derrita en el líquido.
  5. Terminamos con un chorrito de limón. Servimos