Vieiras en salsa de miel

 

Necesitamos

 

500 gramos de  vieiras (sin la concha)

Pimienta negra molida

cucharadas de miel

cucharaditas de salsa Sriracha

cucharadita de vinagre de sidra de manzana

Sal

2  cucharadas de aceite de oliva

dientes de ajo picados

cucharada de perejil picado

 

Preparamos

 

  1. Sazonamos las vieiras con pimienta negra molida.
  2. Ponemos en el vaso la miel, la salsa Sriricha, el vinagre y sal. Hacemos 15 segundos / velocidad 2.
  3. Ponemos el aceite de oliva a una sartén  a fuego medio. Añadimos el ajo y las vieiras. Cocinamos hasta que los ajos se vuelvan dorados. Ahora añadimos la salsa de miel a la sartén. Le damos la vuelta a las vieiras asegurándonos de que están cocinadas, al tiempo que reduce la salsa a una consistencia más espesa y más oscura. Espolvoreamos con perejil picado, retiramos del fuego y servimos,

Langostinos en salsa de naranja

 

Necesitamos

 

25  langostinos o gambones (de buen tamaño)
6 cucharadas soperas de miel líquida
Zumo de tres naranjas
Sal
Aceite

Perejil para espolvorear

 

Preparamos

 

  1. En una  la plancha o sartén bien calientes, añadimos un poco de aceite y sal. Doramos los langostinos durante unos 30 segundos por cada lado. Los mantenemos calientes en el horno a temperatura baja.
  2. Ponemos la miel y el zumo de naranja en el vaso y hacemos 10 segundos / velocidad cuchara. Debe mezclarse el zumo con la miel.
  3. Retiramos la salsa del vaso y la vertemos sobre una sartén. Calentamos para reducir un poco la salsa. Colocamos los langostinos sobre una bandeja y encima añadimos salsa de naranja reducida. Espolvoreamos con perejil.

Podemos servir acompañado de arroz blanco (opcional)

Langostinos al limón y a la pimienta

Esta receta la tendrás lista en unos 15 minutos y necesita muy poca preparación.

Podemos servir los langostinos como aperitivos o como plato principal con pasta,  arroz o en ensalada. como aperitivo o servir al lado de su entrada principal, como pasta, arroz o ensalada.

 

 

Necesitamos

 

250 gramos de langostinos  

1/2 cucharadita de pimienta negra molida

cucharadas de aceite de oliva

dientes de ajo picados

cucharada de jugo de limón

cucharadita de ralladura de limón

cucharada de perejil picado

 

Preparamos

 

  1. Salpimentamos los langostinos y reservamos.
  2. En una sartén, añadimos el aceite de oliva y salteamos el ajo hasta que se dore. Añadimos los langostinos y salteamos durante 1 minuto antes de añadir el jugo de limón y la ralladura de limón. Cuando el langostinos esté cocinado, agregamos el perejil picado. Servir inmediatamente.

 

Para el arroz blanco

 

  • Necesitaremos

50 gramos de aceite de oliva virgen extra
800 gramos de agua
Sal
350 gramos de arroz de grano corto o largo

 

  • Preparamos

 

1. Ponemos el aceite, el agua y la sal en el vaso e introducimos el cestillo. Hacemos 7 minutos / varoma / velocidad 1. Hacemos hervir el agua
2. Acabado el tiempo y sin abrir la máquina, vertemos el arroz por el bocal de la tapa y hacemos 13 minutos / varoma / velocidad 4. Introducimos la espátula por el bocal y removemos el arroz dos o tres veces durante la cocción.
3. Cuanto termine comprobamos el sabor del arroz. Si lo encontramos duro programamos dos minutos más a la misma velocidad y temperatura.
4. Acabado, usamos la muesca de la espátula para extraer el cestillo. Lo extendemos. No le damos forma hasta que enfrie un poco.

Este arroz también está muy bueno con un sofrito de ajos. Colocamos 3 dientes de ajo con el aceite 3 minutos / varoma / velocidad 4. Y después continuamos con la receta.

 

¿Cómo diferenciar una zamburiña de una volandeira?

 

En muchas ocasiones encontramos en las plazas, restaurantes  y mercados volandeiras como si fueran zamburiñas. Aunque son parecidas, desde luego, no son iguales. La zamburiña es mucho más valorada y más cara que la volandeira debido a que abunda menos.

Tanto la volandeira como la zamburiña y también la vieira son moluscos bivalvos y que se encuentran cerca de la costa en los fondos de arena. Su alimentación es plancton.

 

Pero vamos con las diferencias

 

La primera en cuanto a la forma del cuerpo. La volandeira es mas redonda que la zamburiña.

Otra diferencia es el color, la volandeira en más clara mientras que la zamburiña es más oscura. Sobre todo con esta última no tendrás problemas para diferenciarlas.

 

Como preparamos unas zamburiñas

 

La forma tradicional de prepararlas es a la plancha acompañada de una salsa muy suave a base de ajo, perejil y vino blanco; que no enmascare el sabor de la zamburiña. En vez de esta suave salsa puede ponerse un poco de aceite de oliva y sal. Suficiente.

 

Necesitamos 

 

1 kilo de zamburiñas frescas

2 dientes de ajo

el jugo de un limón

5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Un manojo de hojas de perejil fresco, picado

1 chorrito de vino blanco seco

Sal en escamas

 

Preparamos

 

En primer lugar debemos limpiar las zamburiñas, se trata de quitar los restos de arena que pueda tener. Abrimos, con la ayuda de un cuchillo, por la mitad y utilizaremos solo la concha que tiene la carne.

Ahora hay que limpiarlas. Retiramos la arena y las membranas de color oscuro. La concha debe quedar limpia.

Las pasamos por agua fría hasta que queden blancas y solo se vea la carne y el coral. Ya tenemos listas las zamburiñas para cocinarlas.

Aunque podemos utilizar para cocinarlas sal y aceite de oliva virgen podemos preparar una salsa muy suave que le quedará perfecto.

Ponemos en el vaso de nuestro thermomix  los dientes de ajo, el zumo de limón, el perejil, el vino blanco y el aceite de oliva; hacemos unos 10 segundos / velocidad 7-8. Debe quedar una salsa muy fina.

Esta salsa la verteremos sobre las zamburiñas antes de cocinarlas. Podemos dejar un poco para cuando estén cocinadas.

Ahora ponemos la plancha a fuego medio alto. No hace falta engrasarla, con la salsa que hemos preparado es suficiente.

Ahora colocamos sobre ella las zamburiñas, primero por el lado de la concha y dejamos unos dos minutos. Pasado este tiempo le damos la vuelta y las cocinamos otro par de minutos. Suficiente.

Servimos en una fuente y terminamos espolvoreando un poquito de sal.

Deliciosas, un auténtico placer.