Tarta de queso con uvas al moscatel

Imagen: www.menorcana.com

Vamos con una tartita que rápido hacemos

Para ocho personas:

Para la gelatina de moscatel

3 hojas de gelatina grandes
70 gramos de azúcar
70 gramos de agua
70 gramos de vino dulce

Para la masa base de la tarta

300 gramos de galletas (Digestive, por ejemplo, al ser de avena la textura es mejor)
80 gramos de mantequilla a temperatura ambiente

Para la crema de queso con uvas

500 gramos de queso crema
250 gramos de chcolate blanco
250 gramos de leche entera
40 gramos de azúcar
1 sobre de cuajada en polvo
500 gramos de uvas blancas y negras (sin pepitas)

Y vamos con ello

1. Gelatina de moscatel: hidratamos las hojas de gelatina en un bol con agua fría.
2. Ponemos en el vaso el azúcar y el agua. Hacemos 3 minutos / 100 º / velocidad 1
3. Añadimos el moscatel y la gelatina y mezclamos 15 segundos / velocidad 2. Retiramos esto
4. Vamos con la masa. en el vaso limpio y seco ponemos las galletas troceadas y hacemos 10 segundos / velocidad 10.
5. Añadimos la mantequilla y mezclamos 10 segundos / velocidad 5. Ahora cubrimos con la masa el fondo de un molde (acuérdate que si el molde es de hojalata tienes que cubrirlo con un filme). Ahora con el cubilete, vamos aplastando la superficie para conseguir que quede uniforme. Reservar en el frigo.
6. Para la crema de queso con uvas: ponemos en el vaso todos los ingredientes  de la crema excepto las uvas y programamos 7 minutos / 90º / velocidad 5. Ahora ya solo falta colocar sobre el molde, que reservamos con anterioridad, sobre la base de las galletas  y colocamos las uvas para darle un poco de decoración. Vertemos la gelatina con suavidad para conseguir que sea uniforme y al frigo hasta que cuaje.

Y a comer

Muffins salados

Fuente: www.muffingalaxy.com

Toca escribir sobre los muffins, con cierto parecido a las magdalenas. Hay matices que los hará diferentes sobre todo en cuanto a textura.

Vamos a preparar 24 muffins:

3 huevos
30 gramos de leche
100 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
100 gramos de harina
1 cucharadita de levadura química en polvo
1 pellizco de sal
1 cucharadita de orégano
2 cucharaditas colmadas de parmesano rallado
1 tomate seco en aceite picado muy fino
2 filetes de anchoas en aceite picados también muy finas

Y lo hacemos así:

1. Precalentamos el horno a 200º
2. Ponemos en el vaso los huevos y programamos 3 minutos/37º/velocidad 4
3. Añadimos la leche y la mantequilla en trozos pequeños y hacemos 15 segundos / velocidad 3
4. Agregamos la harina, la levadura, la sal y el orégano. Programamos 5 segundos / velocidad 3. Si es necesario terminamos de mezclar con la espátula. Ahora la mezcla la vertemos sobre los moldes para muffins. (*)
5. Ahora espolvoreamos 6 muffins con un poco de orégano y otros seis con el parmesano. Distribuimos los trocitos de tomate sobre otros seis muffins y lo mismo con la anchoa.
6. Ahora ya solo queda hornear durante 10 minutos a los 200º marcados. Y listo

(*) Una de las diferencias entre la magdalena y el muffin es precisamente el molde. El molde del muffin es mas grueso que el de la magdalena

Helado de fresones

Imagen: www.comarcarural.com

Ingredientes para ocho helados

1 lata de leche evaporada  (400 gr)
110 gramos de azúcar
90 gramos de azúcar invertido
500 gramos de fresones congelados

Preparación

1. Vaciamos la lata de leche en una o dos bandejas de cubitos de hielo y congelamos (unas cuatro horas)
2. Vertemos en el vaso seco el azúcar y pulverizamos 30 segundos / velocidad progresiva 5-10.
3. Agregamos el azúcar invertido y los fresones, trituramos 30 segundos / velocidad progresiva 5-10. Comprobamos que está bien triturado, si vemos que todavía falta repetimos la trituración. Reservamos.
4. Ponemos en el vaso los cubitos de leche evaporada y trituramos 20 segundos / velocidad 5.
5. Colocamos la mariposa en las cuchillas y montamos la leche 3 minutos / velocidad 3,5. El volumen tiene que doblar.
6. Incorporamos ahora la mezcla del freson que hemos reservado y mezclamos 30 segundos / velocidad 3,5. Lo servimos o bien lo volcamos sobre un recipiente hermético y reservamos en el congelador hasta que lo vayamos a tomar

Azúcar invertido

Con el azúcar invertido conseguiremos mejorar muchas recetas. En los helados favorece una textura más suave y evita que se formen cristales. Conseguiremos masas más esponjosas y que mantengan esta textura durante más tiempo también conseguiremos que fermenten antes.


Vamos con los ingredientes.

500 gramos de azúcar
150 gramos de agua mineral
1 cucharadita de zumo de limón
1 cucharadita no muy llena de bicarbonato

Y  lo preparamos

1. Ponemos en el vaso el azúcar, el agua y el zumo de limón. Con todo programamos 10 minutos / varoma / velocidad  2. Dejamos que baje la temperatura hasta 50 grados.

2. Alcanzados los 50º es cuando añadimos el bicarbonato y mezclamos 10 segundos / velocidad 4. El líquido se vuelve blanquecino y cuando repose cogerá un color como el de la clara de huevo. Puede aparecer una capa delgada de espuma en la superficie, sin más la retiramos y el contenido lo guardamos en un bote de cristal con cierre hermético.

Listo. En 20 minutos ya tenemos el azúcar invertido.