Bisque de langostinos

Necesitamos 

250 gramos de langostinos sin cáscara

30 gramos de anis

Azafrán

1 cebolla

6 dientes de ajo

50 gramos de aceite de oliva

70 gramos de pasta de tomate

300 ml de agua

3 ramitas de perejil

tomillo

1 hoja de laurel

1 pizca de pimienta de cayena

sal

pimienta

 

Preparamos

  1. Ponemos en el vaso la cebolla troceada y los ajos. Hacemos 5 segundos / velocidad 5.
  2. Añadimos el aceite de oliva, la pasta de tomate, el perejil, el tomillo, la hoja de laurel, la pimienta de cayena, la sal y la pimienta y hacemos  4 minutos / 100° / velocidad 1.
  3. Añadimos los langostinos, el anís, azafrán y el agua; hacemos 10 minutos / 100º / velocidad 1. Al terminar hacemos 1 minuto / velocidad 6 y seguido hacemos 1 minuto / velocidad 10
  4. Añadimos ahora el agua y hacemos 1 minuto / velocidad 10. Servimos caliente.

Pechugas de pollo con salsa de queso y mostaza

 

Necesitamos

6 pechugas de pollo

Sal

Pimienta

1 cucharada de ajo

1 cucharada de perejil fresco

1 cucharada de aceite de oliva

1 cucharada de mantequilla

6 cebollas frescas

1 cucharada de tomillo

1 taza de caldo de carne

1 cucharada de mostaza

Queso gruyere

Perejil

 

Preparamos

  1. Ponemos las pechugas de pollo en una fuente junto con la sal, la pimienta, el ajo, perejil y aceite. Mezclamos bien para que las pechugas recojan todas las especias.
  2. Ponemos ahora las pechugas en una fuente y las cocinamos hasta que estén bien doradas. Retiramos las pechugas y reservamos.
  3. En la fuente donde cocinamos las pechugas colocamos una cucharada de mantequilla junto con la cebolla fresca troceada en juliana junto con un poco de sal y pimienta. Cocinamos la cebolla hasta que esté caramelizada. Ahora añadimos una cucharadita de tomillo, mostaza y una taza de caldo de carne.
  4. Ponemos el queso en el vaso y hacemos 10 segundos / velocidad 6. Debe quedar picado. Reservamos
  5. Ahora colocamos sobre la cebolla las pechugas de pollo y terminamos espolvoreando con queso gruyere. Cocinamos unos minutos hasta que esté le queso fundido. Espolvoreamos con perejil y listo para servir.

Bocaditos de turrón

 

Necesitamos

250 gramos de almendras crudas sin piel

60 gramos de maíz frito

200 gramos de azúcar

8-10 tiras de piel de limón

1 cucharadita de canela molida

75 gramos de chocolate blanco

 

Preparamos

  1. Precalentamos el horno a 180º.
  2. Ponemos las almendras en la bandeja de horno y horneamos a 180º durante unos 20 minutos. Retiramos del horno y dejamos enfriar unos 30 minutos.
  3. Ponemos en el vaso el maíz y hacemos 10 segundos / velocidad 6. Retiramos y reservamos.
  4. Ponemos ahora en el vaso el azúcar y la piel de limón; hacemos 30 segundos / velocidad 10.
  5. Añadimos las almendras tostadas y hacemos 10 segundos / velocidad 7. Con la ayuda de la espátula bajamos los ingredientes y hacemos 15 segundos / velocidad 7. Bajamos de nuevo los ingredientes hacia el fondo del vaso.
  6. Añadimos la canela y el chocolate blanco; hacemos ahora  10 segundos / velocidad 7. Vertemos la mezcla en un bol.
  7. Formamos bolitas del tamaños de una nuez y las rebozamos en los kikos. Las colocamos en cápsulas de papel y las reservamos en el frigo hasta el momento de servir.

Una nueva (y sorprendente) forma de comprar el Thermomix

Hasta la fecha la compra de un Thermomix incluía la posibilidad de adquirir junto con la máquina productos que la acompañaban dependiendo de la promoción del momento: sin intereses, libros, un segundo vaso, utensilios de cocina, …

O bien se compra el Thermomix en solitario o se incluían productos que encarecían un poco el precio final pero siempre con un descuento sobre el valor total. El pago puede hacerse al contado o financiarlo.

Pero hace unos días ha salido una nueva forma de adquirir el Thermomix totalmente novedosa, al menos bajo mi punto de vista. En la imagen tenéis un resumen de como sería.

Voy a intentar explicarlo bien, de todas formas si algún lector observa que hay que corregir algo, inmediatamente así se haría.

Tiene semejanzas con una compra por renting. Me explico, en líneas generales se pacta la entrega de una cantidad inicial para después durante un período de tiempo pagar unas cuotas mensuales quedando para el final un valor residual que determinará si me quedo con el Thermomix, lo devuelvo o lo cambio. Como si fuera un alquiler.

En ese caso y partiendo de un precio del Thermomix de 1.199 euros habría que dar una entrada de 99 euros. A partir de esa fecha habría que pagar 38,87 euros al mes durante 2 años. Pasado ese tiempo tenemos tres posibilidades o nos quedamos con el Thermomix, lo devolvemos o lo cambiamos.

En caso de devolverlo se dejan de pagar las cuotas, es decir solo se paga la mensualidad mientras lo usamos (como un alquiler). En caso de que queramos de manera definitiva el Thermomix pagamos la última cuota de 300 euros y listo. La última opción es cambiarlo, en ese caso volveríamos a iniciar el proceso.

Opinión

Personalmente me parece una idea novedosa y que puede ser interesante para un determinado perfil de cliente. De esta manera nos estamos asegurando tener siempre un Thermomix en garantía, lo cual es muy interesante.