Rollitos de pollo con jamón y queso

Necesitamos

1 pechuga de pollo
Jamón codio
Queso para fundir ( el que más guste )
1 huevo
Pan rallado
Aceite para freír

Preparamos

Cubrimos la pechuga de pollo con film transparente. Presionamos con un rodillo para extenderla y hacerla más fina.

La cortamos por la mitad.

Colocamos sobre cada una de ellas jamón cocido y el queso que hayamos elegido.

Enrollamos para formar los rollitos.

Pasamos ahora los rollitos por huevo batido y luego por pan rallado. Repetimos de nuevo pasando por huevo y pan.

 Freímos en abundante aceite muy caliente.

Bacalao frito encebollado



Necesitamos

4 postas de bacalao (en salazón, fresco o congelado)
250 ml de aceite de oliva de oliva
3 cebollas grandes
3 dientes de ajo
1 cucharadita de pimentón
1 hoja de laurel
Cilantro
 Sal y pimienta
800 gramos de patatas
Aceitunas negras
Harina

Preparamos

Pasamos las postas de bacalao por harina.

En una sartén calentamos aceite, añadimos las postas de bacalao y freímos por ambos lados al gusto. Retiramos y reservamos.

Descartamos la mitad del aceite de la fritura. Pelamos las cebollas y los dientes de ajo. Cortamos la cebolla en media luna y picamos el ajo. Añadimos a la sartén, junto al pimentón, laurel y cilantro; salpimentamos y pochamos hasta que la cebolla esté suave.

Pelamos las patatas, las cortamos en rodajas finas y las freímos. Ponemos el bacalao en la fuente donde vayamos a servir y añadimos la cebolla con las patatas fritas en la parte superior y alrededor. Adornamos con aceituna y cilantro picado.

Patatas fritas a la sal y vinagre



Necesitamos

1 patata
3/4 taza de vinagre blanco
1 cucharada de polvo de vinagre
1/2 cucharadita de sal
Aceite para freír

Preparamos

Con una mandolina cortamos la patata en rodajas muy finas.

Ponemos las rodajas de patata en un bol y sobre ellas vertemos el vinagre, la patata debe quedar sumergida en el vinagre. Dejamos macerar unos 30 minutos. Al terminar escurrimos y dejamos secar por completo.

En un recipiente aparte mezclamos el polvo de vinagre y la sal

Freímos ahora en freidora (a temperatura media, sobre 180º). Cuando se alcance la temperatura comenzamos a freír las patatas hasta que se pongan doradas (3-5 minutos), nos aseguramos que las patatas están secas. Retiramos las patatas fritas y las vamos colocando en una bandeja de horno. Dejamos que enfríen y espolvoreamos la mezcla de sal y vinagre en polvo.

Precalentamos el horno a 200º

Cepillamos las patatas con un poquito de aceite y horneamos durante unos 10-15 minutos. Hasta que estén doradas y crujientes. No deben quedar quemadas. Dejamos enfriar. Terminamos de nuevo espolvoreando con un poquito de mezcla de sal y vinagre en polvo.
———————————
Si no tenemos mandolina cortaremos con un cuchillo lo más fino posible.

Potaje de garbanzos manchego

Un potaje de Cuaresma originario de la Edad Media en los fogones de los conventos. En esta época el bacalao comenzaba a conservarse en salazón.  Muy popular en Semana Santa (Viernes Santo)

Necesitamos 

350 gramos de garbanzos en seco

150 gramos de espinacas frescas
350 gramos de bacalao desalado
1 hoja de laurel
Aceite de oliva virgen extra
Sal y pimienta

 – Para el sofrito:

3 dientes de ajo
1 cebolla
1 tomate maduro
1,5 cucharaditas de pimentón dulce

– Para las palluelas:

1 huevo
Miga de pan
1 diente de ajo
1 cucharada  de perejil
Sal
Aceite de oliva

Preparamos

Hay que poner a remojo los garbanzos la noche anterior. Lo haremos con agua templada y deben quedar cubiertos, añadimos una pizca de sal. Deberán estar no menos de doce horas.

Si el bacalao es salado también será necesario ponerlo a remojo un día antes (24 horas), en este caso es necesario cambiar el agua cada ocho horas. 
Ahora comenzamos en los fogones
Ponemos agua a hervir junto con una hoja de laurel. Mientras hierve, lavamos y escurrimos los garbanzos . Los añadimos cuando rompa a hervir. Cocinamos los garbanzos.

Mientras se cocinan preparamos el sofrito. 
En una sartén pondremos aceite y pochamos  los ajos y cebolla bien picados. A fuego muy lento para que la cebolla se ablande. A última hora le damos un poco de fuerza al fuego para dorar. 
Ahora añadimos el tomate troceado al sofrito. El tomate empezará a perder agua, añadimos ahora el pimentón dulce. Pochamos y añadimos un poco de agua de la cocción de los garbanzos ( de esta forma el pimentón no se quemará). Añadimos a los garbanzos y ponemos punto de sal. Ponemos a hervir a fuego lento.
Ahora añadimos el bacalao desmigado y las espinacas troceadas. Continuamos la cocción durante unos 10 minutos.
Preparamos las palluelas (unas croquetas elaboradas a base de huevo, miga de pan, ajo y perejil, y freímos.
Batimos el huevo, añadimos el ajo y perejil, sal y añadimos miga de pan. La miga debe quedar bien mezclada con el huevo. Ahora formamos bolas con un par de cucharas y las freímos. Escurrimos en papel de cocina y reservamos.

El potaje ya está apunto, salpimentamos y servimos colocando encima del plato una o dos palluelas. 

——————————-
Podemos acompañar también con huevo cocido