Sopa de calabaza con tostas

Necesitamos 

1  cebolla pelada y en cuartos
1 cucharada de aceite
500 gramos de calabaza, pelada y cortada en trozos e
1  zanahoria pelada y cortada en trozos
Una pizca de azúcar moreno
2 cucharadas de caldo de verduras (o media pastilla de caldo)
500 gramos de agua
3 cucharaditas de nata
pan tostado

Preparamos

1. Ponemos la cebolla en el vaso y hacemos 5 segundos / velocidad 7.
2. Añadimos el aceite y hacemos 3 minutos / 100º / velocidad 1.
3. Añadimos la calabaza y zanahoria; hacemos 15 segundos / velocidad 7.
4. Ahora añadimos el caldo, agua y azúcar; hacemos 20 minutos / 100º / velocidad 1.
5. Terminamos añadiendo la nata y hacemos 20 segundos / velocidad 9. La consistencia debe ser totalmente fina.
Servimos con pan tostado.
———————————–
Puede congelarse

Sopa de panecillos

Necesitamos

1 hogaza de de 1 kilo de pan del día anterior
6 huevos
2 dientes de ajo
Unas ramitas de perejil
Sal
Aceite de oliva virgen
Una pastilla de caldo concentrado
Mayonesa

Preparamos

Echamos la miga de pan bien suelta sobre un recipiente donde podamos mezclar bien los ingredientes.

Ahora añadimos los ajos picados muy finos así como el perejil y la sal; mezclamos todo muy bien.

Agregamos ahora los huevos batiendo todo hasta que quede una masa de consistencia blanda.

Con la ayuda de una cuchara, iremos echando sobre una sartén con el aceite muy caliente porciones de la masa, una vez doradas las retiramos y escurrimos. Las guardamos parar hacer la sopa.

En una olla ponemos agua a calentar y le añadimos la pastilla de caldo concentrado. Cuando esté hirviendo añadimos los panecillos y dejamos hervir hasta que estén tiernos.

Justo antes de hervir añadiremos un poco de mayonesa al caldo. Con cuidado para que no se corte con el calor del caldo. Por ello es necesario mezclar muy poco a poco

Shorba de yogur (sopa India)

blogosferathermomix.es

Necesitamos 

50 gramos de  garbanzos secos (o 50 gramos de harina de garbanzos) 

1 cucharadita de cúrcuma en polvo 
Una pizca de guindillas molidas 
1 cucharadita de sal fina  
450 gramos de yogur natural (mejor yogur griego) 
30 gramos de ghee (mantequilla clarificada) o aceite vegetal

– Para servir

 
20 gramos de ghee o aceite, 
Una cucharadita de semillas de comino 
Media cucharadita de semillas de alholva 
Media cucharadita de semillas de mostaza negra  
4 guindillas rojas (una por comensal) 
Preparamos
1. Si empleamos garbanzos secos los pondremos en el vaso y hacemos 3 minutos / velocidad 5-10, hasta formar harina. 
2. Añadimos al vaso junto con la harina de garbanzo, las especias (cúrcuma, guindilla molida), la sal y el yogurt, hacemos 20 segundos / velocidad 4.
3. Incorporamos el ghee (o aceite) y 700 gramos de agua, hacemos 10 minutos / 100º / velocidad 2. ponemos al punto de sal y hacemos 1 minuto / velocidad 4.
4. En una sartén aparte calentamos el aceite o ghee de la guarnición. Cuando esté muy caliente, añadimos las semillas (cominos, alholva y mostaza), dejando que se doren un poco. Añadimos las guindillas y apartamos del fuego, dejando que se doren unos 30 segundos

Serviremos  en cuencos, decorando con una guindilla y semillas de comino, junto con un poco del ghee especiado de la sartén. Si no queremos un sabor tan intenso, podemos sustituir las especias de la guarnición por un poco de cilantro fresco picado.

Caldo limpio

www.hogarmania.com

Necesitamos

1 cebolla troceada en cuartos
2 zanahorias troceadas
2 puerros troceados
1/2 kilo de morcillo de ternera
3/4 kilo de huesos de codillo
4 ramitas de perejil






Preparamos

Ponemos en una olla profunda 4 litros de agua,  el medio kilo de carne troceada y los huesos. Calentamos

Por otro lado ponemos a rehogar en 40 ml de aceite la cebolla, la zanahoria, los puerros y el perejil, durante unos 8 minutos. Que quede bien pochado. Ponemos punto de sal.

Añadimos a la olla, volvemos a comprobar el punto de sal y calentamos hasta hervir. Cocinando a fuego suave (importante), durante unas 3 horas o un poco más. De vez en cuando retiramos la espuma que se vaya formando.

Ahora colamos el caldo.

Por un lado aprovechamos la carne desmigada para hacer croquetas o como tropezones del caldo.

Y por otro tenemos el caldo limpio