Buñuelos de calabaza con queso

Necesitamos

500 gramos de calabaza asada
500 gramos de harina de fuerza
40 gramos de levadura de panadería
100 gramos de gaseosa
100 gramos de agua
1/2 cucharadita de pimienta negra molida
1 taza de queso cheddar (u otro que nos guste más) picado (rallado)
Mayonesa
Chile
Salvia fresca picada (opcional)

 

Preparamos

1. Ponemos en el vaso la calabaza asada junto con el queso y hacemos 15 segundos / velocidad 3
2. Añadimos la harina, la levadura y hacemos unos segundos / velocidad 6.
3. Agregamos la gaseosa, el agua, pimienta y hacemos unos segundos / velocidad 6-8; hasta que veas que la mezcla está homogénea
4. Dejamos reposar la masa en un recipiente grande una media hora, comprobamos que la masa ha doblado el volumen
5. Pasado este tiempo vamos formando los buñuelos con las manos humedecidas con agua (de esta forma evitamos que la masa se peque). Freiremos en abundante aceite caliente. Servimos espolvoreando con salvia.

Servimos acompañado de una mayonesa a la que le hemos añadidos unas gotas de chile.

Fritos de calabaza

Necesitamos

4 huevos grandes (batidos)

3/4 taza de leche

1 1/4 cucharaditas de sal

Calabaza de verano  en rodajas finas

2 1/2 tazas de harina

3 a 4 tazas de aceite (o la cantidad necesaria para freír)

Sal y pimienta negra

 

Preparamos

  1. Calentamos el aceite en una sartén.

  2. Combinamos los huevos, la leche y la sal en un tazón y batimos para mezclar.

  3. Ponemos la harina en un tazón o plato ancho y poco profundo.

  4. Sumergimos la calabaza en la masa de huevo y luego escurrimos las rodajas en harina hasta que estén bien cubiertas.

  5. Freímos  en tandas en grasa caliente profunda, hasta que estén doradas.

  6. Escurrimos sobre toallitas  de papel.

  7. Sazonamos  las rodajas de calabaza fritas con sal y pimienta.

     

    Acompañamos de salsa ketchup

1000 gramos de tomate maduro en trozos
180 gramos de pimiento rojo en trozos
130 gramos de cebolla roja
2 dientes de ajo
100 gramos de vinagre de vino tinto
1 pizca de nuez moscada
1 cucharada de mostaza
1 hoja de laurel seca
10 granos de pimienta negra
1 cucharada de paprika
1 pizca de cayena
1 cucharadita de sal
100 gramos de miel

Preparamos

1. Ponemos en el vaso el tomate, los pimientos, la cebolla cortada en trozos y 50 gramos de vinagre. Hacemos 5 segundos / velocidad 7.
2. Colocamos ahora el cestillo sobre la tapa en lugar del cubilete y hacemos ahora 40 minutos / varoma / velocidad 2. A mitad de cocción añadimos dos dientes de ajo.
3. Ahora añadimos los otros 50 ml de vinagre, la cucharadita de sal, laurel, mostaza, paprika, granos de pimienta, cayena, nuez moscada y miel. Ponemos de nuevo el cestillo sobre la tapa y hacemos 15 minutos / varoma / velocidad 2. Si queremos la salsa más densa hacemos 5 minutos más a la misma temperatura y velocidad.
4. Ponemos ahora el cubilete y hacemos 1 minuto / velocidad 10.
Ya lo tenemos listo y solo falta envasarlo. Un ketchup sano, natural y muy bueno

Tomates con burrata y vinagreta de pipas y chia

Necesitamos

6 tomates medianos (aprox. 800 g)

1 cucharadita de sal

2 pellizcos de pimienta molida

1 cucharadita de miel

15 gramos de vinagre

40 gramos de aceite de oliva virgen extra

1 ½ cucharadita de orégano seco

1 cucharada de semillas de chía

30 gramos de pipas de girasol fritas

30 gramos de pipas de calabaza tostadas

1 bola de queso burrata

 

Preparamos

  1. Cortamos la parte superior de los tomates y vaciamos  con una cucharita (reserve 120 gramos de la pulpa y la parte superior cortada).
  2. Ponemos en el vaso 120 gramos de pulpa de tomate, la sal, la pimienta, la miel, el vinagre y el aceite y hacemos 10 segundos / velocidad 5.
  3. Incorporamos 1 cucharadita de orégano, las semillas de chía, las pipas de girasol y las pipas de calabaza y hacemos 10 segundos / velocidad 2. Vertemos en un bol y dejamos reposar un mínimo de 5 minutos.
  4. Ponemos en el centro de los platos 1 cucharada de la vinagreta de pipas y encima los tomates con la abertura hacia arriba. Introducimos en cada tomate una cucharadita de la vinagreta de pipas y chía. Cortamos la bola de burrata en 6 trozos, metemos cada trozo dentro de los tomates dejando que sobresalga un poco, regamos con ½ cucharadita de vinagreta y colocamos la parte superior cortada de los tomates a modo de sombrero. Servimos inmediatamente espolvoreado con orégano.

Croquetas de calabaza

 

Necesitamos

Aceite de girasol para espolvorear

250 gramos de calabaza

1 a 2 cucharaditas de aceite de oliva

Sal y pimienta

1 cebolla fresca pequeña

1/2 cucharada de mantequilla sin sal o aceite de oliva

2 cucharadas de leche baja en grasa

1/4 taza de harina

1 huevo grande

2 tazas de migas de pan panko

Aceite  para freír.

Salsa  (opcional): ketchup

 

Preparamos

  1. Precaliente el horno a 200º. Cubra una bandeja de horno con papel de hornear  y espolvoreamos con un poco de aceite de girasol.

  2. Lavamos la calabaza, la cortamos por la mitad, retiramos las semillas y la cortamos en trozos en trozos.

  3. Ponemos las  cuñas de calabaza sobre la bandeja para hornear preparada, rociamos  ligeramente con aceite de oliva y salpimentamos.

  4. Horneamos durante 45 minutos o hasta que estén tiernos. Dejamos enfriar.

  5. Mientras tanto, ponemos en el vaso la cebolla y hacemos 10 segundos / velocidad 4-5. Debe quedar finamente picada la cebolla. Calentamos la mantequilla en una sartén y saltear la cebolla hasta que esté dorada. Reservamos.

  6. Una vez que la calabaza se haya enfriado, retiramos suavemente la carne de la calabaza en un tazón. Desechamos la cáscara.

  7. Añadimos la cebolla salteadaal tazón y mezclamos con la calabaza.

  8. Sazonamos  suavemente con sal y pimienta al gusto.

  9. Añadimos 1 cucharada de leche y mezclamos suavemente.

  10. Colocamos  la mezcla de calabazaen el frigo para que se enfríe completamente.

  11. Formamos ahora bolitas con la mezcla de calabaza (del tamaño de una nuez).

  12. En un plato ponemos la harina sazonada con un poco de sal y pimienta. En otro plato ponemos una cucharada de leche  con el huevo; mezclamos todo. Y en un tercer plato  las migas de pan panko.

  13. Sumergimos  las bolas de calabaza en harina, luego en la mezcla de huevo y terminamos cubriendo con migas de pan panko. Colocamos en un plato.

  14. Calentamos aceite en una sartén (a alta temperatura).

  15. Freímos  unas 6 croquetas  a la vez (no más para que no baje la temperatura, ya que saldrían aceitosas) de 1 a 2 minutos por cada  lado hasta que se doren.

  16. Retiramos las croquetas y las colocamos en un plato  sobre papel de cocina.  Servir con salsa (opcional) ketchup o una ensalada de lechuga y tomate.