Alubias blancas con mejillones

 

Necesitamos

 

Fumet de pescado o marisco

300 gramos de alubias blancas

500 gramos de mejillones

1 cebolla

2 dientes de ajo

1 pimiento verde

Azafrán

Pimentón

Sal

Perejil

 

Preparamos

 

  1. Cocemos los mejillones al vapor. Una vez cocinados retiramos el mejillón de las valvas y le cortamos las barbas que puedan tener. Reservamos tanto los mejillones como el liquido que se ha formado durante la cocción. (para esta cantidad de mejillones será como un vaso).
  2. Ponemos el fumet donde vayamos a cocinar y añadimos las alubias. El fumet debe cubrir hasta unos 3 dedos por encima de las alubias. Junto con un chorro de aceite. Ponemos a fuego fuerte hasta que comience a hervir. (es posible que se forme espuma en la superficie del fumet que retiraremos).
  3. Una vez que ha comenzado a hervir añadimos la cebolla cortada por la mitad, el pimiento verde (también en dos partes) y los ajos pelados. Bajamos el fuego y cocinamos durante unos 45 minutos.
  4. Ahora retiramos la cebolla, pimiento y ajos y los ponemos en el vaso; hacemos 15 segundos / velocidad 8-10.
  5. Añadimos la mezcla de nuevo a las alubias junto con el líquido de cocción de los mejillones al que le hemos añadido un par de hebras de azafrán y pimentón (la proporción dulce picante al gusto). Mezclamos y dejamos cocinar durante 1,30 – 2 horas. Hasta que veamos que están en su punto. Durante el cocinado dos o tres veces añadimos un vasito de agua para detener la cocción y conseguir una mejor textura en la alubia. Cada poco mezclamos con el palo de madera.
  6. Cuando la alubia esté en su punto añadimos los mejillones y cocinamos dos o tres minutos mas. Espolvoreamos con perejil.

Al llevar sal el fumet conviene probar el guiso para no pasarnos con la sal.

Tendrán mucho más sabor si las preparamos el día anterior.

Fritos de calabaza

 

Necesitamos

 

1 huevo

2 cucharadas de leche

¼ taza de queso parmesano rallado

1¼ tazas de calabaza rallada

3 cucharadas de harina

1 cucharadita de polvo de hornear

Sal y pimienta

Aceite para freír

 

Preparamos

 

  1. Ponemos en el vaso la leche el huevo y el queso. Hacemos 10 segundos / velocidad 1. Debe quedar todo bien mezclado. Si e necesario hacemos algún segundo más.
  2. Añadir la calabaza y hacemos 15 segundos / velocidad 1.
  3. Tamizar la harina y la mezclamos con el polvo de hornear, la sal y la pimienta.
  4. Calentamos  el aceite en una sartén a fuego medio-alto.
  5. Freímos  cucharadas colmadas de la mezcla de calabaza rebozada con la harina hasta que estén doradas por ambos lados y cocinadas por dentro.
  6. Servimos con nuestra salsa favorita o con una ensalada.

Calabaza al horno

 

Necesitamos

 

500-600 gramos de calabaza cortada en trozos

2 cucharadas de aceite vegetal

Sal

Pimienta negra recién molida

2 cucharadas de mantequilla sin sal

12 hojas de salvia frescas

1 cucharadita de zumo de limón fresco

 

Preparamos

 

  1. Precalentamos el horno a 250º
  2. Mezclamos la calabaza troceada con el aceite, sal y y pimienta negra (al gusto). Ponemos en la bandeja de horno forrada con papel de cocina y horneamos durante unos 5-8  minutos. Retiramos la bandeja y le damos la vuelta a los trozos de calabaza para que el cocinado sea uniforme. Continuamos cocinando unos 10 minutos más hasta que esté tierna.
  3. Ahora ponemos la mantequilla en una sartén a fuego medio hasta que se derrita, añadimos la salvia y cocinamos hasta que esté crujiente (sobre un minuto). Añadimos el limón.
  4. Vertemos la salvia junto con la mantequilla sobe la calabaza. Ponemos punto de sal y servimos.

 

Acompañamos de un salsa all i oli

 

250 gramos de aceite de girasol o de aceite de oliva suave
20 gramos de zumo de limón
50 gramos de aceite de oliva virgen extra
50 gramos de ajos pelados
1 cucharadita de sal

Preparamos

1. Colocamos una jarra sobre la tapa y pesamos el girasol. Reservamos
2. ponemos en el vaso el zumo de limón, el aceite de oliva, los ajos y la sal. Hacemos entonces 3 minutos / velocidad 5. Con la espátula bajamos los restos de la mezcla de la tapa y del interior del vaso hacia las cuchillas. comprobamos que los ajos están triturados. En caso contrario hacemos 1 minuto / velocidad 7. Debe quedar como una pasta
3. Colocamos la mariposa en las cuchillas. Cerramos el vaso y ponemos el cubilete boca abajo. Hacemos 4 minutos / velocidad 3, vertemos el aceite reservado, poco a poco, sobre la tapa, sin quitar el cubilete. De esta forma ira cayendo a hilo dentro del vaso.
4. Con la espátula, bajamos los restos de ali oli de la tapa y del interior del vaso hacia las cuchillas. Hacemos 10 segundos / velocidad 2 1/2.

Las mejores lentejas

 

Necesitamos

400 gramos de lentejas
1 chorizo
4 dientes de ajo (sin pelar)
1 cebolla mediana
1 patata
1 ó 2 zanahorias
1 cucharada de pimentón
agua
aceite
sal

 

 

Preparamos

 

  1. Ponemos las lentejas en un colador grande y las lavamos bajo el grifo.
  2. Una vez que las lentejas están lavadas las ponemos en una olla grande junto con el chorizo cortado en rodajas, los dientes de ajo sin pelar, la zanahoria y la patata.
  3. Añadimos agua y cubrimos con 3 dedos por encima de las lentejas. De esta forma saldrán espesas. Si las queremos más líquidas añadiremos un poco más de agua.
  4. Comenzamos poniendo el fuego al máximo y cuando empiece a hervir bajamos al mínimo. De vez en cuando removemos para evitar que se peguen las lentejas al fondo de la olla.
  5. Mientras se cocinan las lentejas, en una sartén con un poco de aceite freímos cebolla muy picada hasta que comience a dorarse. Retiramos la cebolla y le añadimos pimentón. Mezclamos y lo añadimos a las lentejas.
  6. Seguiremos cocinando unos 45 minutos y moveremos de vez en cuando para que no se pegue, igual que miramos el punto de sal.