Garbanzos de vigilia

Garbanzos de vigilia
Necesitamos
  • 500 gramos de garbanzos
  • 1 cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo
  • 1 zanahoria
  • 1 puerro
  • 200 gramos de espinacas
  • 200 gramos de bacalao en tiras
  • 100 ml de aceite de oliva
  • 2 huevos duros
  • Sal

Garbanzos de vigilia

Preparamos Garbanzos de vigilia

Esta receta comienza un día antes de que vayamos a prepararla. El día anterior debemos poner los garbanzos en agua con una o dos cucharadas de sal. Mucho mejor es meter los garbanzos en una red de esta forma conseguimos que no pierdan la piel. Antes de comenzar a cocinarlos los pasaremos por agua fría, de esta forma los lavamos y no serán tan fuertes.

Ponemos en la olla donde vayamos a cocinar los garbanzos junto con una cebolla lavada y troceada, zanahoria y el puerro también troceados. Añadimos 60 ml de aceite de oliva. Mezclamos todos los ingredientes. Ahora añadimos agua (previamente calentada) hasta que cubran los garbanzos. Tapamos la olla y cocinamos. La temperatura debe mantenerse lo más fija posible. No añadiremos agua para cortar la cocción. Si fuese necesario añadir más agua debe ser muy caliente. El tiempo de cocción dependerá del garbanzo que hayamos elegido. A partir de dos horas de cocinado iremos probando el punto de cocción. Retiramos del fuego y dejamos enfriar.

Ahora añadimos las espinacas.

Ahora preparamos el bacalao. Ponemos en una sartén 40 ml de aceite. Calentamos a fuego medio y añadimos el ajo muy picado. Rehogamos hasta que comiencen a cambiar de color. Sin pasarnos para que los ajos no se quemen. Ahora añadimos el bacalao y cocinamos unos 5 minutos. Ahora que ya están cocinados los añadimos a los garbanzos.

Cocinamos todo unos 10 minutos a fuego medio. Mezclamos con cuidado para evitar que se rompan los garbanzos. Ponemos el punto de sal adecuado y añadimos los huevos duros troceados y los repartimos por todo el guiso.

Mezclamos todo y servimos.

Coliflor con patatas

Coliflor con patatas

Coliflor con patatas para 5-6 personas

Necesitamos
  • 1 coliflor (sobre 1 kilo)
  • 200 gramos de patatas
  • 60 ml de leche
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 diente de ajo
  • Sal
  • Pimentón dulce
  • 40 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Cilantro (opcional)

Cuando vayamos al mercado a comprar una coliflor debemos fijarnos que tiene los ramilletes limpios, compactos y que no estén blandos. De lo contrario perderá sabor cuando la cocinemos. Las hojas deben tener un color rojo vivo y estar tiernas.

Ya en casa guardada en el frigo, en una bolsa de plástico (le hacemos unos agujeritos para que la coliflor “respire”, podemos tenerla unos cinco días, conservándose en buenas condiciones.

La lavaremos cuando vayamos a prepararla, no debemos hacerlo antes porque estaremos eliminado nutrientes.

Si no vamos a consumir toda la coliflor podemos congelar los ramilletes después de hervirlos unos minutos. Deben tener un color blanco. Al enfriar los guardamos en una bolsa y congelamos.

En cuanto a la patata la mejor es la gallega. El sabor, color y aroma de esta patata después de cocinarla es único.

Preparamos coliflor con patatas
  1. Ponemos agua en una cazuela (la necesaria para que cubra la coliflor y las patatas). Añadimos la sal y la leche (hará más suave la receta). Calentamos hasta que rompa a hervir.
  2. Ahora añadimos, previamente lavados, los ramilletes de la coliflor junto con la patata troceada y chascada. Cocinamos durante unos 30 minutos a fuego medio y con la cazuela destapada. Si cocinamos a fuego alto pueden romperse los ramilletes de la coliflor. Una vez cocinadas, escurrimos y colocamos en la fuente de servir.
  3. Ahora preparamos el sofrito. Para ello ponemos en una sartén el aceite y calentamos unos minutos. Añadimos la cebolla muy troceada y la pochamos a fuego muy suave durante unos 10 minutos, debe quedar bien pochada. Añadimos el diente de ajo también muy picadito y cocinamos sobre un minuto hasta que veamos que están dorados. Justo antes de retirar el sofrito añadimos un poco de pimentón dulce para que se cocine durante unos segundos, no más.
  4. Incorporamos el sofrito a la coliflor y servimos. (Antes de servir podemos colocar sobre la coliflor y las patatas un poco de cilantro. Opcional)


La cocina de antes: Bifteck con patatas

Biftec con patatas

El bifteck debe sacarse siempre del solomillo de la vaca, los asados a la parrilla que se hacen con otras partes no deben recibir la denominación de bifteck.

El bifteck se hace con un pedazo de 4 cms, cortado a través del del solomillo de vaca. Se aplasta ligeramente con una pala y se cortan alrededor los nervios y la piel para dar al bifteck una forma ovalada. Se espolvorea con sal y pimienta por ambos lados. Se unta de aceite para impedir que la piel se endurezca.

Se asa a la parrilla durante 8 minutos a fuego moderado e igual. Se pone el bifteck en un plato con cincuenta gramos de salsa maitre d’hotel, se guarnece de patatas fritas y se sirve.

Salsa maitre d’hotel

Se ponen en una cazuela pequeña 50 gr de mantequilla, una cucharada de peregil (sic) bien lavado y picado, con dos polvos de sal, dos pizcas de pimienta y una cucharada de zumo de limón. Se aproxima la cazuela a la hornilla para ablandar la mantequilla, que debe tener solamente la consistencia de la nata espesa. Se mezcla con la cuchara y se retira para guarnecer.

Salsa maitre d'hotel

Gnudi con espinacas

Gnudi con espinacas

Gnudi con espinacas

TM5 – TM6

  • Dificultad: fácil
  • Tiempo de preparación: 10 minutos
  • Tiempo total: 40 minutos
  • Raciones: 4
Necesitamos
  • 120 g de Parmigiano Reggiano en trozos (2-3 cm)
  • 500 g de agua
  • 1000 g de hoja de espinaca congelada
  • 1 diente de ajo
  • 30 g de aceite de oliva virgen extra
  • 200 g de ricotta,
  • 25 g de harina
  • 20 g de pan rallado
  • 1 huevo
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de nuez moscada en polvo
  • 1 pizca de pimienta negra molida
  • 50 g de mantequilla
  • 6 hojas frescas de salvia

Preparamos Gnudi con espinacas
  1. Coloque en el vaso el Parmigiano Reggiano y ralle 15 seg / vel. 10. Ponlo en un bol y déjalo a parte.
  2. Ponga el agua en el vaso, divida las espinacas congeladas entre el recipiente y la bandeja Varoma. Colocar el Varoma y cerrar con la tapa, cocinar: 25 min / Varoma / vel. 1. Retirar con cuidado el Varoma y dejar enfriar, luego exprimir las verduras. Vacíe y seque el vaso.
  3. Coloque en el vaso el ajo y pique 3 seg / vel. 6. Baje los restos que hayan quedado en la pared del vaso.
  4. Añada el aceite de oliva virgen extra y sazone: 3 min./120 ° C / vel. 1.
  5. Añada las espinacas cocidas y pique 5 seg / vel 6.
  6. Añada el requesón, la harina, el pan rallado, el huevo, 70 g de Parmigiano Reggiano rallado, la sal, la nuez moscada y la pimienta, mezcle 15 seg / vel. 5.
  7. Con las manos ligeramente enharinadas, forma bolitas de unos 18-20 g con la mezcla y colócalas en una bandeja cubierta con papel de horno.
  8. En una olla grande, hierva abundante agua con sal. Mientras tanto, derrita la mantequilla con las hojas de salvia en una sartén.
  9. Cuece los gnudi y escurre a medida que van saliendo a la superficie, colócalos en una fuente para horno y sazona con la mantequilla con sabor a salvia y el resto del Parmigiano Reggiano rallado.
  10. Servir inmediatamente.

Las mejores recetas para tu Thermomix