España lanza una alerta internacional por el brote de listeriosis de Sevilla


El brote de listeriosis causado por carne mechada de la empresa sevillana Magrudis SL —comercializada bajo la marca La Mechá— ya tiene repercusión internacional. El Ministerio de Sanidad ha activado los sistemas de alerta y comunicación con las autoridades europeas y la Organización Mundial de la Salud (OMS) “ante la posibilidad de que se identifiquen casos de listeriosis en otros países”. Se trata, explican fuentes ministeriales, de una medida de precaución por la posibilidad de que algunos turistas hayan podido adquirir la enfermedad tras consumir productos contaminados en España. Por ahora no hay constancia de ningún caso.

El salto de fronteras de la alerta se produce en medio de un nuevo incremento en la cifra de afectados. Jesús Aguirre, consejero andaluz de Salud, ha afirmado este miércoles que en esta comunidad ya son 132 (18 más que el martes), a los que hay que sumar otros cuatro en Extremadura y tres en cada una de las siguientes comunidades: Cataluña, Asturias y Aragón. El total de infectados asciende a 145. La Junta ha incluido este miércoles un nuevo dato en su balance diario del brote, el de los casos sospechosos, que asciende a 529. Se trata de personas con síntomas compatibles con la listeriosis pero cuyo diagnóstico definitivo está pendiente de que análisis y cultivos confirmen que están realmente infectados por la bacteria. La gravedad de la crisis ha hecho que el presidente andaluz, Juan Manuel Moreno, interrumpiera sus vacaciones para presidir en Sevilla el gabinete de seguimiento del brote de la Junta.

Un total de 53 personas, de las que 23 son mujeres embarazadas, siguen hospitalizadas en Andalucía, tres de ellas en la UCI. Por ahora, la única víctima mortal es la mujer de 90 años fallecida en la madrugada del pasado lunes en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. En otras comunidades, el caso más destacado es el del “neonato prematuro cuya madre consumió carne mechada en un bar de Madrid en el mes de julio”, ha informado este miércoles el ministerio.

La Junta de Andalucía ha ordenado este miércoles la retirada del mercado de todos los productos de la empresa Magrudis, como lomos y chicharrones, en una medida que contrasta con la adoptada por el Ayuntamiento de Sevilla —que es quien lleva por delegación de la Junta el control de las plantas de producción— el pasado día 14. Ese día el Consistorio ordenó “por precaución” paralizar toda la producción de la fábrica de Magrudis. La Junta, en cambio, solo retiró a partir de ese día la carne mechada y ha dejado que se sigan comercializando los otros productos de la compañía. Supermercados como Alcampo, por su parte, retiraron de sus estanterías todos los productos de Magrudis.

 

Fuente: el Pais

Compárteme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *