Croquetas de otoño


Necesitamos

200 gramos de boletus frescos
50 gramos de aceite de oliva virgen extra
100 gramos de mantequilla
30 gramos de cebolla
170 gramos de harina
800 gramos de leche entera a temperatura ambiente
1 pellizco de nuez moscada molida
2 pellizcos de sal (ajuste al gusto)
400 – 500 gramos de pan rallado para rebozar
2 – 3 huevos batidos
300 gramos de aceite para freír

 

Preparamos 

  1. Ponemos en el vaso los boletus y hacemos 2 segundos / velocidad 4.
  2. Añadimos 20 gramos de aceite y hacemos 3 minutos / 120° / velocidad cuchara. Retiramos del vaso y reservamos.
  3. Ponemos en el vaso 30 gramos de aceite, la mantequilla y la cebolla. Hacemos 2 segundos / velocidad  5 y  al terminar 3 minutos / 120° / velocidad 1.
  4. Añadimos  la harina y hacemos 3 minutos / 120° / velocidad 2.
  5. Incorporamos  la leche, la nuez moscada y la sal. Hacemos 10 segundos / velocidad 6.
  6. Agreguegamos los boletus reservados y hacemos 8 minutos / 100° / velocidad 4. Retiramos la masa a una manga pastelera desechable o en una fuente humedecida con agua y deje enfriar (unas  2 horas).
  7. Ponemos el pan rallado en una fuente alta. Cortamos  la punta de la manga para que quede con un diámetro de unos 2-3 cm. Apretamos la manga pastelera sobre el pan rallado y formamos cilindros de masa. Con unas tijeras, cortamos porciones de unos  4-5 cm de largo. Rebozamos las croquetas con el pan rallado, después con el huevo batido y a continuación de nuevo con pan rallado. Repetimos el proceso hasta terminar la masa.
  8. Las freímos en abundante aceite caliente y dejamos escurrir las croquetas sobre papel absorbente. Servimos inmediatamente.
Compárteme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *