Cocinando el cardo


Cocinando el cardo
Cocinando el cardo

El ciclo de producción del cardo es largo, de junio a noviembre. Y en el suelo donde haya un buen cardo habrá una buena alcachofa. El secreto para conseguir un cardo tierno y blanco es cubrirlo en el momento adecuado. En octubre se atan y se entierran colocando tierra ligera formando como una pirámide o bien los tapamos con periódico.

Por su valor culinario es una gran verdura, baja en calorías y rica en fibra, sales minerales y vitaminas.

Ensalada de cardo

Para preparar una ensalada de cardo lo mejor son las hojas interiores, muy blancas y tiernas. Las limpiaremos como si fueran a cocerse, quitando la piel y los nervios. Los cortamos en trozos de 5 a 7 cm, los frotamos con limón y los ponemos en agua fría con un trozo de limón (de esta forma no se pondrán negros).

Le hacemos a cada trozo una incisión de unos 2 cm en sentido longitudinal y unas 10 en sentido transversal. Los dejamos sobre una hora y media en agua y pasado ese tiempo tendrán un aspecto rizado. Los aderezamos con unos dientes de ajo machacado en el almírez con aceite y vinagre. Una vez que el aliño lo tenemos preparado lo vertemos sobre los trozos de cardo escurridos y salados. Dejamos macerar sobre media hora y servimos.

Cardo cocido

Limpiamos y cortamos el cardo. Lo ponemos a cocer en un cazo grande con agua hirviendo para que no se peguen los trozos. Debemos incorporarlos vigilando que la temperatura del agua no baja. le añadimos una cucharada de harina escaldada, un trozo de limón y sal al gusto. Una vez cocinado lo reservamos.

En una sartén hacemos un sofrito con aceite de oliva, dos o tres dientes de ajo y un poco de tocino entreverado o jamón. Cocinamos hasta que estén crujientes. Ahora le añadimos una cucharada de harina y un poco de agua de la cocción. Se formará una bechamel muy ligera que verteremos sobre el cardo previamente escurrido. Cocinamos unos minutos.

Puede sustituirse la harina por yemas de huevo cocido y añadiendo almendras que previamente trituramos en el mortero. Las añadimos al guiso al final cuando está a fuego lento para darle fuerza a la salsa.

También hay la posibilidad de que una vez cocido el cardo, los secamos, dejamos escurrir y rebozamos con harina y huevo batido para freírlo en aceite de oliva.

Cocinando el cardo: Cardo con almejas
  • 600 gramos de almejas
  • 1,5 kilos de cardo limpio
  • 1 cebolla
  • 6 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de harina
  • perejil
  • aceite de oliva
  • leche
  • sal

Limpiamos, troceamos y cocemos el cardo como ya hemos visto. Por otro lado preparamos unas almejas a la marinera.

En una sartén hacemos una bechamel ligera con con aceite, ajo bien picado un poquito de harina y leche. Vertemos sobre las almejas. Mezclamos y una vez eliminada el agua de cocción añadimos el cardo. Cocinamos un minuto y servimos.

Cocinando el cardo: Cardo con conejo
  • 4 conejos
  • 2 cebollas
  • 400 ml de aceite
  • 12 dientes de ajo
  • 2 copas de brandy
  • un bote pequeño de tomate
  • Cayena
  • Caldo de cocido
  • un cardo pequeño
  • sal

En una olla ponemos el aceite, la cebolla troceada, los dientes de ajo partidos por la mitad, el conejo en trozos. Cocinamos a fuego lento hasta que se vaya haciendo.

Añadimos el brandy y el tomate para que tome color. Ahora se añade el caldo para que cubra todo el guiso. Añadimos cayena al gusto. Dejamos que siga cocinando y que la salsa siga reduciéndose. Añadimos el cardo (ya cocinado) cocinamos unos minutos y servimos.

Otras recetas:

Arroz caldoso con cardo

Cardo en conserva

Las mejores recetas para tu Thermomix

¿Te ha gustado esta receta?

¡Cómo la calificas!

Puntuación media 0 / 5. Total de votos: 0

Esta receta todavía no ha recibido votos!

Qué te ha parecido la receta !

Nos sigues en Facebook?

Compárteme

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *