Baklava (Pastelitos árabes)

Necesitamos para 40 unidades

Imagen: ostazona.blogfa.com

 

150 gramos de pistachos pelados (sin sal)
75 gramos de almendras
75 gramos de nueves en mitades
150 gramos de mantequilla
Unas hebras de azafrán
8 hojas de pasta filo
Para el almíbar:
300 gramos de azúcar
150 gramos de agua
2 cucharadas de zumo de limón
2-3 cucharadas de agua de azahar
3 cucharadas de miel
Preparamos
1. Ponemos en el vaso los pistachos, las almendras y las nueces y hacemos 10 segundos / velocidad 7. Reservamos
2. Aclaramos el vaso y vertemos la mantequilla y el azafrán. Hacemos 2 minutos / 90º / velocidad 2. Retiramos del vaso y reservamos en otro bol
– Almíbar
1. Lavamos el vaso, vertemos todos los ingredientes del almíbar y hacemos ahora 15 minutos / Varoma / velocidad 2 sin poner el cubilete para favorecer la evaporación.
–  Pasteles
2. Precalentamos el horno a 180º 
3. Colocamos una lámina de pasta filo sobre una tabla de cocina o sobre una superficie sobre la que se pueda cortar y la pincelamos con la mantequilla fundida. Colocamos encima otras 2 láminas pinceladas con mantequilla. Distribuimos la mitad de los frutos secos sobre la pasta filo y cubrimos con 2 láminas de pasta filo pinceladas con mantequilla. Distribuya el resto de frutos secos y colocamos encima otras 3 láminas de pasta filo pinceladas con mantequillas
4. Cortamos en cuadrados de 6 x 6 cm y doblamos en forma de triángulo o rectángulo. Colocamos los baklava en bandejas de horno forradas con papel de hornear y horneamos 12-14 minutos
5. Vertemos el almíbar en un bol y bañe los baklava. Espolvoreamos con los pistachos triturados y dejamos reposar 24 horas antes de consumir