Salchichas, patés, fiambres y la Listeria – Precaución

Garantizar al 100% que un brote de listeriosis como el que ha ocurrido no vuelva a suceder es imposible. Lo comentaba Beatriz Robles, especialista en seguridad alimentaria hace unos días en este mismo periódico. “En seguridad alimentaria nunca podemos hablar de riesgo cero, aunque sí de reducción del riesgo hasta un límite asumible”, explicaba la experta.

Por eso, al margen de las medidas que debe tomar la industria, en casa se recomienda que el líquido de la carne o de los paquetes de salchichas, por ejemplo, no entren en contacto con otros alimentos, utensilios o superficies de preparación de alimentos como las tablas de cortar.

De igual forma, también es obligatorio guardar estos alimentos en la nevera de manera segura. En el caso de las salchichas, el CDC recomienda guardar los paquetes abiertos como máximo durante una semana y los no abiertos durante dos. “Guarde los paquetes abiertos y las carnes cortadas en la carnicería durante un máximo de tres a cinco días en el refrigerador”.

Así, a los grupos de riesgo se les recomienda evitar estas carnes a no ser que sean calentadas adecuadamente antes de ser consumidas. “No coma ni los patés ni las carnes para untar refrigeradas que se encuentran en la sección de embutidos o carnes para sándwich de las tiendas de comestibles ni los que se encuentran en la sección de alimentos refrigerados”, señala la agencia. “Los alimentos que no necesitan ser refrigerados, como los patés o las carnes para untar enlatados o no perecederos, son seguros para comer. Refrigérelos después de abrir el envase”, finaliza.

El Español

El melón y la listeria – Precaución

Lo mismo que ocurre con las verduras debe aplicarse a la fruta, incluso a aquellas que van a ser peladas. Tal y como apunta la agencia española de seguridad alimentaria y consumo, la contaminación existente en la piel puede trasladarse al cubierto, y de ahí al interior del alimento. Por esta razón, aparte de lavar con agua la fruta, el organismo recomienda sumergirlas durante cinco minutos en agua potable con una cucharada de lejía y después aclararlas con agua corriente.

El CDC señala especialmente el melón como la fruta más peligrosa para albergar un brote de listeria. Así, recomienda a todas las personas comer el melón recién cortado inmediatamente o refrigerarlo; mantenerlo un máximo de 7 días en la nevera; y desechar aquellas porciones que se hayan quedado a temperatura ambiente más de cuatro horas.

¡Cuidado con la marca blanca de carne!

Sanidad ve deficiencias “graves” en la carne de La Mechá comercializada con marca blanca

La extensión del brote se ralentiza y el número de afectados aumenta en cuatro, frente a los 25 del día anterior. La Junta prevé que a partir de la semana que viene, remita la crisis.

La carné de La Mechá que se había comercializado comomarca blanca por la empresa Martínez León está mal etiquetada, según ha informado la Junta de Andalucía a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), dependiente del Ministerio de Sanidad.

Así lo constata el último informe de la Agencia sobre el brote causado por listeria, que afecta a más de 200 personas, en el que precisa que ha tenido conocimiento a través de la Junta de que se trata de un producto comercializado “sin marca comercial alguna”, lo que supone “un importante deficiencia de comercialización y etiquetado”.

La Junta ha confirmado que el producto tiene la misma presentación que el comercializado por Magrudis, pero no aparece en el etiquetado marca alguna y solo se referencia la información nutricional, según la Aesan.

Para Sanidad, este hecho es “una gravísima deficiencia de comercialización con un etiquetado incorrecto, que en modo alguno permitiría ser comercializado, y al usuario o consumidor final que lo adquiere vincularlo con el producto de Magrudis asociado al brote, aun siendo el mismo producto que el objeto de la alerta que se activó el día 16 de agosto”.

En la situación actual del brote, esta deficiencia tiene una “muy especial trascendencia para la salud”, para los técnicos del Ministerio, y puede entenderse que se trata de una praxis “no ajustada a norma” al vender al consumidor final producto destinado a canales profesionales, lo que propicia un “riesgo innegable para la salud”.

Las autoridades sanitarias andaluzas han informado también al Ministerio de que han contactado con las empresas destinatarias de estos productos, que se han inmovilizado para así evitar que se comercialice lo que es “un producto con grave riesgo para los consumidores”.

Ante esta situación, la Aesan insiste en la importancia de adquirir únicamente productos correctamente etiquetados en los que se pueda conocer quién es el responsable de su puesta en el mercado.

En el caso de productos cárnicos destinados al consumidor final, recuerda que es necesario que el etiquetado contenga una marca oval en la que se incluya el número de registro sanitario del establecimiento responsable.

Este viernes, la investigación por listeria se ha ampliado a otros 12 productos de Magrudis , así como a la partida de carne que distribuyó a Comercial Martínez León, que luego la comercializó como marca blanca.

La Aesan amplió además la alerta por el brote, es decir la vigilancia y atención, sobre otros doce productos de la marca La Mechá, y ya van 17.

CUATRO NUEVOS CASOS

Mientras, el número de afectados por el brote de listeriosis alcanza los 190 en Andalucía, según los últimos datos oficiales facilitados por la Consejería de Salud y Familias, aunque el número de nuevos casos se limita a cuatro, lo que supone una importante reducción en comparación con los 25 nuevos contagios del día anterior.

La mayoría de estos casos se localizan en la provincia de Sevilla, 155 (81.6%), seguida de Huelva (17 casos), Cádiz (9), Málaga (5) y Granada (4). En las provincias de Almería, Córdoba y Jaén no hay casos confirmados.

El número de pacientes ingresados en los hospitales públicos a día de ayer con sospecha de infección por Listeria monocytogenes era de 82 (frente a los 99 del día anterior), ocho de ellos confirmados. De ellos, 32 eran mujeres embarazadas (31 el día anterior), y tres pacientes ingresados en UCI (4 el día anterior). Un paciente con cáncer, en tratamiento paliativo, falleció el viernes por la infección. No se han producido abortos ni infecciones en recién nacidos y 56 pacientes fueron dados de alta ayer. La distribución por provincias de estos pacientes ingresados es la siguiente: Sevilla (62), Huelva (14), Cádiz (1), Málaga (3), Córdoba (1) y Granada (1). En el resto de provincias no hay casos confirmados.

Con estos datos en la mano, la Junta de Andalucía prevé que a partir de la semana que viene empiece a remitir el brote, aunque el portavoz del gabinete técnico para la listeriosis, el doctor José Miguel Cisneros, se muestra prudente.

El Mundo

Los especialistas piden a las mujeres que dejen de meterse ajo en sus vaginas

Cuando uno tiene problemas referentes a su salud sexual e intima , lo más lógico es  acudir a un especialista. Pero claro, como no todo el mundo tiene esa capacidad de pensar con la cabeza en lugar de con sus partes pudendas y utilizar el sentido común, acabamos con situaciones de lo más rocambolescas, como por ejemplo mujeres que han terminado con una infección peor de la que tenían inicialmente por intentar combatirla  utilizando alimentos como el queso  dentro de sus vaginas. No solo eso, porque parece que eso de “buscar remedios en casa” y pasar olímpicamente de la medicación recomendada por un especialista está de moda, sobre todo entre las mujeres. La tendencia a buscar en Google las respuestas a aquello que nos afecta nos lleva a seguir consejos a cada cuál más extraño para poder acabar con nuestro problema. Porque después del queso se ha probado con  las berenjenas, que algunas juraban que si te lo introducías por la vagina  estimulaba la menstruación  o, directamente, drogas duras como la  cocaína, que algunas introducen para obtener algún tipo de efecto a través de su absorción (lo único que conseguirás es acabar en el hospital, y esperemos que con vida). El caso es que las modas no cesan, a pesar de las advertencias de médicos y especialistas en salud femenina; y la cosa ha llegado a un punto que se han visto en la obligación de hacer otro llamamiento en referencia a la última moda que circula por ahí: piden a las mujeres que dejen de meterse ajo en sus vaginas.

La alerta la ha dado una ginecóloga norteamericana, la doctora  Jennifer Gunter, que ha visto cómo varias de sus publicaciones en Twitter se ha convertido en viral precisamente avisando a sus seguidoras de todo lo que podría salir mal si se introducían ajo en sus vaginas. La advertencia podría sorprender a algunas, pero parece ser que más mujeres de las que podría parecer lo estarían haciendo tras buscar información por Internet y escuchar a algunas “youtubers” e “influencers” recomendándolo. Según informa el diario The Independent, la acción se basa en los rumores que han circulado durante años de que el ajo ayudaría a combatir las infecciones bacterianas, y a pesar de que no existe ningún fundamento científico al respecto, algunas seguirían convencidas de que es así y lo estarían utilizando como tratamiento.

Ninguna de estas “influencers” tiene conocimiento médico alguno, pero eso no les impide compartir lo que han vivido por experiencia propia. Es más, aún con la cantidad de estudios que certifican que no funcionan ni siquiera tomando suplementos orales, siguen predicando sus efectos milagrosos. Gunter, sin embargo, lo tiene más que claro: “El ajo contiene, que a nivel laboratorio quizá tenga propiedades antibacterianas. Pero esto es en un laboratorio, no sucede ni en ratones. Solo pasa en un platillo con células, y tu vagina no es un platillo de laboratorio”.

Es más, la doctora Gunter da otras muchas razones por las que no sería una buena idea, y es que, entre otras cosas, el ajo puede contener bacterias y patógenos de donde quiera que se haya sacado.

La Vanguardia