Estofado de carne de cerdo y verduras

Necesitamos 

1 – 1,5 kilos de carne de cerdo (magro con un toque de grasa para que el guiso no quede seco)
2 cebollas
3 zanahorias
1 pimiento rojo
100 – 150 gramos de judías verdes
100 – 150 gramos de guisantes
3 patatas
1/2 kilo de calabaza
Caldo de carne
750 ml de vino tinto
Pimienta
Aceite
Sal

Preparamos

Comenzamos poniendo al fuego el vino para reducirlo.

Mientras, cortamos el magro de cerdo en trozos para guisarlo. Una vez cortado pasamos por sal los trozos, los enharinamos y los llevamos a freír en la cazuela para que se vayan dorando. Le vamos dando vueltas para que se doren perfectamente.

Mientras cotamos la cebolla y el pimiento en juliana. La zanahoria la cortamos en trocitos no muy grandes. Incorporamos todo a la cazuela con la carne.

El vino continúa reduciéndose.

Ahora cortamos la calabaza y la patata en trozos con los que haremos un puré que acompañará al estofado.

Le retiramos las puntas a las judías.

En este momento añadimos el vino (lleva unos 12-15 minutos reduciéndose) a la cazuela junto a unos dos cazos de caldo. Bajamos un poco el fuego para que se vaya cocinando muy lentamente. Tapamos el cazo.

Aparte ponemos a cocer la calabaza y la patata con un poco de sal.

Comprobamos el punto de sal el guiso y si la carne ya está cocinada. De ser así ponemos a mínimo el fuego. En este punto añadimos las judías y los guisantes. Mezclando todo.

Terminado de cocer la calabaza y las patatas las machacamos para formar el puré (opcional podemos añadirle un poco de leche o mantequilla). Le añadiremos un chorro de aceite para terminar adornando con cebollino picado.

Potaje de garbanzos manchego

Un potaje de Cuaresma originario de la Edad Media en los fogones de los conventos. En esta época el bacalao comenzaba a conservarse en salazón.  Muy popular en Semana Santa (Viernes Santo)

Necesitamos 

350 gramos de garbanzos en seco

150 gramos de espinacas frescas
350 gramos de bacalao desalado
1 hoja de laurel
Aceite de oliva virgen extra
Sal y pimienta

 – Para el sofrito:

3 dientes de ajo
1 cebolla
1 tomate maduro
1,5 cucharaditas de pimentón dulce

– Para las palluelas:

1 huevo
Miga de pan
1 diente de ajo
1 cucharada  de perejil
Sal
Aceite de oliva

Preparamos

Hay que poner a remojo los garbanzos la noche anterior. Lo haremos con agua templada y deben quedar cubiertos, añadimos una pizca de sal. Deberán estar no menos de doce horas.

Si el bacalao es salado también será necesario ponerlo a remojo un día antes (24 horas), en este caso es necesario cambiar el agua cada ocho horas. 
Ahora comenzamos en los fogones
Ponemos agua a hervir junto con una hoja de laurel. Mientras hierve, lavamos y escurrimos los garbanzos . Los añadimos cuando rompa a hervir. Cocinamos los garbanzos.

Mientras se cocinan preparamos el sofrito. 
En una sartén pondremos aceite y pochamos  los ajos y cebolla bien picados. A fuego muy lento para que la cebolla se ablande. A última hora le damos un poco de fuerza al fuego para dorar. 
Ahora añadimos el tomate troceado al sofrito. El tomate empezará a perder agua, añadimos ahora el pimentón dulce. Pochamos y añadimos un poco de agua de la cocción de los garbanzos ( de esta forma el pimentón no se quemará). Añadimos a los garbanzos y ponemos punto de sal. Ponemos a hervir a fuego lento.
Ahora añadimos el bacalao desmigado y las espinacas troceadas. Continuamos la cocción durante unos 10 minutos.
Preparamos las palluelas (unas croquetas elaboradas a base de huevo, miga de pan, ajo y perejil, y freímos.
Batimos el huevo, añadimos el ajo y perejil, sal y añadimos miga de pan. La miga debe quedar bien mezclada con el huevo. Ahora formamos bolas con un par de cucharas y las freímos. Escurrimos en papel de cocina y reservamos.

El potaje ya está apunto, salpimentamos y servimos colocando encima del plato una o dos palluelas. 

——————————-
Podemos acompañar también con huevo cocido

Sopa de panecillos

Necesitamos

1 hogaza de de 1 kilo de pan del día anterior
6 huevos
2 dientes de ajo
Unas ramitas de perejil
Sal
Aceite de oliva virgen
Una pastilla de caldo concentrado
Mayonesa

Preparamos

Echamos la miga de pan bien suelta sobre un recipiente donde podamos mezclar bien los ingredientes.

Ahora añadimos los ajos picados muy finos así como el perejil y la sal; mezclamos todo muy bien.

Agregamos ahora los huevos batiendo todo hasta que quede una masa de consistencia blanda.

Con la ayuda de una cuchara, iremos echando sobre una sartén con el aceite muy caliente porciones de la masa, una vez doradas las retiramos y escurrimos. Las guardamos parar hacer la sopa.

En una olla ponemos agua a calentar y le añadimos la pastilla de caldo concentrado. Cuando esté hirviendo añadimos los panecillos y dejamos hervir hasta que estén tiernos.

Justo antes de hervir añadiremos un poco de mayonesa al caldo. Con cuidado para que no se corte con el calor del caldo. Por ello es necesario mezclar muy poco a poco

Potaje de vigilia

Necesitamos

eldelantalrojocereza.wordpress.com

200 gramos de garbanzos
500 gramos de patatas
1 cebolla
2 dientes de ajo
4 cucharadas de arroz
100 gramos de bacalao
1 vaso de aceite
1 cucharada de pimientón
Acelgas, espinacas o grelos
Agua y sal

Preparamos

En una olla grande y con agua en abundancia ponemos los garbanzos y los cocinamos.

A media cocción añadimos las patatas peladas troceadas, el arroz, la verdura lavada y también troceada y el bacalao en trocitos pequeños.

En una sartén pondremos aceite  y pochamos la cebolla y ajos. Cuando la cebolla esté bien pochadita retiramos del fuego y añadimos el pimentón.

Volcamos este sofrito sobre el potaje y seguimos cocinando hasta que las patatas comiencen a deshacerse.

——————————————————————-

Los garbanzos los pondremos en agua el día anterior.
El bacalao estará desalado