Crème fraîche


No debe confundirse la Crème fraîche (crema fresca) con la crema ácida. Ambas se utilizan para dar consistencia y extra de sabor a los platos, tanto cocina como respostería. Pero son diferentes en cuanto a composición.


Necesitamos

50 ml de buttermilk
500 ml de nata (35 % de materia grasa)
1/2 yogur natural

Preparamos

1. Comenzamos preparando el buttermilk (suero), para ello añadimos una cucharada de zumo de limón o de vinagre a 50 ml de leche; mezclamos bien y dejamos reposar 5-10 minutos. En ese tiempo la leche se habrá cortado y ya dispongo del suero.
2. Ponemos ahora la nata en el vaso y hacemos 30 segundos / 37º / velocidad cuchara. Mezclamos muy suave. El objetivo es templar la nata. No tiene que estar caliente.
3. Añadimos ahora el buttermilk y el yogur. Hacemos 30 segundos / 37º / velocidad 3. Manteniendo la temperatura mezclamos todos los ingredientes. Conseguiremos una mezcla homogénea.
Tapamos con film transparente y dejamos 12 horas a temperatura ambiente. Pasado este tiempo todavía no tendrá la textura final. Mezclamos de nuevo y guardamos ahora en el frigo unas horas. Ahora si conseguirá la consistencia adecuada.

¿Te ha gustado esta receta?

¡Cómo la calificas!

Puntuación media / 5. Total de votos:

Esta receta todavía no ha recibido votos!

Qué te ha parecido la receta !

Nos sigues en Facebook?

Compárteme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *