Brocheta de pollo con salsa Satay


El Satay tiene su origen en Java (Indonesia) aunque es muy popular en el sudeste asiático (Malasia, Filipinas, Tailandia). con un toque picante que la hace ideal marinando una brocheta de carne.

Necesitamos 

– Para la salsa Satay

80 gramos de cebolla

1 guindilla verde
1 diente de ajo
30 gramos de  aceite de sésamo
150 gramos de cacahuetes pelados (preferiblemente crudos)
150 gramos de agua,
El zumo de medio limón
Sal
Pechugas de pollo en trozos
El zumo de un limón
1 cucharada de aceite de sésamos
2 cucharadas de aceite de oliva
Preparamos

1. Cortamos  el pollo en dados pequeños o tiras. Maceramos con el zumo de limón , el aceite de sésamo y el de oliva. Añadimos una pizca de sal. Dejamos reposar en la nevera sobre una hora.

– Salsa Satay

2. Ponemos en el vaso la cebolla y el ajo pelado, junto con la guindilla verde (sin semillas). Hacemos 5 segundos /  velocidad 4, bajamos con la espátula los restos de las paredes del vaso, añadimos el aceite y hacemos 8 minutos / 100º / velocidad 2.

3. Añadimos los cacahuetes pelados, el agua y el zumo de lima, hacemos 10 segundos / velocidad 5. Bajamos los restos de las paredes del vaso y del interior de la tapa. Ponemos punto de sal y hacemos 4-5 minutos / 100º / velocidad 2. Reservamos. Si la queremos más ligera añadimos algo más de agua.
4. Cocinamos las brochetas de pollo y acompañamos con la salsa Satay.
Compárteme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *